Signos y síntomas del síndrome del cuidador de Alzheimer

900 469 Noticias sobre el cuidado | Familliados

La vida es una montaña rusa repleta de giros, subidas y bajadas que nos hace experimentar todos los sentimientos que existen. Más, si cabe, cuando florecen los signos y síntomas del síndrome del cuidador de Alzheimer. No importa lo fuerte que seas, es probable que tengas problemas con ciertos aspectos de la atención de la enfermedad de Alzheimer o la demencia.

El estrés de la atención diaria, ver cómo se deteriora la salud de tu ser querido y tener que tomar decisiones difíciles sobre la atención a largo plazo, puede hacer que cualquier persona se sienta abrumada y agotada. Reconocer los signos de estrés y agotamiento del cuidador es el primer paso para enfrentar el problema.

Signos de estrés y agotamiento del cuidador de Alzheimer

Si experimentas alguno de estos signos de estrés que te detallamos a continuación de forma regular, tómate un tiempo para hablar con tu médico.

  • Negación sobre la enfermedad y tu efecto hacia la persona que ha sido diagnosticada.
  • Enojo con la persona con Alzheimer, enojo por no existir una cura o enojo porque la gente no entiende lo que está sucediendo.
  • Retiro social de amigos y actividades con las que disfrutabas.
  • Ansiedad por el futuro.
  • Depresión que comienza a romper tu espíritu y afecta tu capacidad para hacer frente a la situación.
  • Agotamiento que hace casi imposible completar las tareas diarias necesarias.
  • Insomnio causado por una lista interminable de preocupaciones.
  • Irritabilidad que conduce a cambios de humor y desencadena respuestas y acciones negativas.
  • Falta de concentración que dificulta la realización de tareas familiares.
  • Problemas de salud que comienzan a tener un costo mental y físico.

 

Cuando el estrés prolongado y excesivo del cuidado de un ser querido con Alzheimer o demencia te agota emocionalmente, mentalmente y físicamente, es momento de parar y tomar medidas. El agotamiento reduce tu productividad y agota tu energía. Por consiguiente,  hace que te sientas impotente, desesperanzado, enfadado y resentido. Eventualmente, puedes sentir que no tienes nada más que dar.

 

Señales de advertencia del síndrome del cuidador de Alzheimer

El agotamiento puede dañar tu salud y la salud de la persona que estás cuidando, por lo que si reconoces las señales, es importante tomar medidas de inmediato.

  • Tensión excesiva.
  • Depresión.
  • Ansiedad persistente, enojo o culpa.
  • Irritabilidad extrema o ira con el paciente con demencia.
  • Disminución de la satisfacción general con la vida.
  • Conflictos de relación y aislamiento social.
  • Baja inmunidad y mayor necesidad de servicios de salud.
  • Uso excesivo de medicamentos, drogas o alcohol.

 

Lidiar con el estrés y el agotamiento causado por el Alzheimer

Independientemente de las exigencias diarias de cuidar a un paciente con Alzheimer o demencia, es imperativo que dediques tiempo para tu propio cuidado personal.

Te damos unos consejos que pueden ayudarte:

  • Busca cuidado de relevo regular. No puedes hacerlo todo solo. Por eso, pide ayuda a otros miembros de la familia, amigos, organizaciones de voluntarios, grupos de apoyo o a plataformas de cuidado de personas como Familiados.
  • Programa descansos frecuentes a lo largo del día. Para ello, tómate un tiempo para pasatiempos e intereses, sin olvidarte de tus propias necesidades de salud.
  • Busca ayuda profesional si ves que muestras signos de advertencia de agotamiento del cuidador.
  • Muévete. El ejercicio regular no solo te mantiene en forma, sino que también libera endorfinas que pueden mejorar tu estado de ánimo.
  • Habla con alguien sobre cómo te sientes. El único requisito es que sepa escucharte y no te juzgue, ya sea un amigo de confianza, un familiar o un terapeuta.
  • Tómate tiempo para jugar. Incluye caminatas cortas, juegos de mesa, rompecabezas o jugar con una mascota.
  • Desafíate a ti mismo para aprender una nueva habilidad. De esta manera, podrás trabajar los músculos mentales y aliviar el estrés dañino.
  • Procura ver el lado divertido. El humor es el mejor antídoto conocido contra el estrés, la tristeza, la enfermedad y el aburrimiento.
  • Registra y reflexiona en un diario sobre tus experiencias. Al registrar tus pensamientos en un diario, puedes llorar pérdidas, celebrar éxitos y buscar esos patrones de pensamiento que te impiden actuar en el presente.
  • Celebra lo que es posible. Estructura actividades que tu ser querido pueda hacer. De este modo, ambos podréis celebrarlo y disfrutar el tiempo juntos.
  • Aprende a valorar los buenos momentos que pasas con tu ser querido. Habrá momentos difíciles, pero en otros aprenderás a disfrutar de la compañía.
  • Practica técnicas de relajación. De esta manera, te podrás calmar y encontrar la felicidad más fácilmente.

 

Queremos saber tu opinión y conocer si has padecido alguno de los signos de estrés o agotamiento causados por cuidar a una persona con Alzheimer. ¿Qué es lo que más te ha ayudado a mantenerte despejado y no caer? Estamos seguros de que tu opinión le servirá de mucha ayuda a otros cuidadores de Alzheimer que están pasando por tu misma situación. Te dejamos la caja de comentarios para que nos cuentes tu experiencia.

2 comentarios

Dejar una Respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.