Ad Clicks : Ad Views : Ad Clicks : Ad Views : Ad Clicks : Ad Views :

Qué es el bono social y cómo solicitarlo

/
/
/
363 Views

Hoy os traemos una entrada en el blog con la que sabemos que os va a servir de utilidad a muchas personas en España. Se trata del bono social, una ayuda que en muchos casos es fundamental para los ciudadanos. Así que si queréis conocer más sobre qué es el bono social y cómo solicitarlo, os invitamos a seguir leyendo.

Hace poco ha entrado en vigor el Reglamento del bono social, que incorpora varias mejoras para combatir con más garantías la pobreza energética en las familias. Es un paso adelante en la necesaria reforma con la que se pueden beneficiar muchas personas.

Bono Social Luz: la tarifa social para consumidores vulnerables

El bono social de luz o electricidad es una conocida medida que pretende proteger el suministro eléctrico del consumidor doméstico vulnerable a través de descuentos en la factura de la luz.

El Ministerio para la Transición Ecológica ha comunicado que el bono social eléctrico, que prevé descuentos en la factura de la luz, puede seguir solicitándose en 2019, y que aunque no se haya renovado antes del 31 de diciembre no se pierde el derecho de solicitud. En un comunicado, el ministerio señala que el bono social eléctrico, del que se pueden beneficiar hogares en situación de vulnerabilidad, puede ser tramitado una vez comience 2019 en cualquier momento y recuerda que, si se cumplen los criterios, el ciudadano se puede beneficiar con rebajas del 25% o 40% en la factura de la luz.

 

Qué es el bono social

El bono social de luz es una ayuda que oferta el Gobierno de España para las personas que disponen de menos recursos económicos cara a pagar sus recibos de luz. Si queremos beneficiarnos del bono social hay que reunir unos cuantos requisitos al hablar de nivel de renta y situación familiar, debiendo gestionarse de forma directa con la empresa eléctrica con la que tengamos contratada la luz.

Se han creado tres categorías de bono social, cada uno con sus propios requisitos de acceso y beneficios:

Consumidor vulnerable. Estos hogares se benefician de un descuento en la factura del 25% del término fijo y en el caso de la energía consumida ese 25% de descuento tiene unos límites anuales detallados más adelante.

Consumidor vulnerable severo. Los requisitos de acceso son más restrictivos, pero a cambio los descuentos aplicados se elevan al 40% con las mismas limitaciones en cuanto al consumo de energía bonificado.

Consumidor vulnerable severo en riesgo de exclusión social. Son hogares en los que los servicios sociales locales o autonómicos intervienen ante la situación excepcional del hogar. Estos hogares tienen la factura de luz gratuita aunque es la administración responsable quien lo solicite, aceptando con ello asumir el 50% de esta factura.

 

Quién puede solicitar el bono social

El bono social se destina a las personas que están pasando una situación difícil en lo económico de cara a pagar las facturas de luz. Las personas que pueden pedir el bono social son los consumidores vulnerables. La normativa del nuevo bono social de octubre de 2017, el Real Decreto 897/2017 de 6 de octubre, indica que esta consideración se otorga a quienes cumplen unos requisitos determinados en cuanto a su situación familiar y su nivel de renta anual.

¿Quieres consultar la normativa del bono social? Puedes acceder a la normativa del bono social tanto a través del BOE como en la web de la CNMC y en la página del web del Ministerio de Energía, Turismo y Agenda Digital.

 

Requisitos del bono social

A continuación os detallamos cuáles serían los requisitos básicos:

• Debe solicitarlo el titular del contrato de luz.
• Tendrá que tener contratada la tarifa PVPC. Esto es, el Precio Voluntario al Pequeño Consumidor.
• Contará con una potencia contratada inferior a 10 kW.

La principal diferencia que contempla el nuevo bono social respecto al anterior, es que las condiciones generales aceptadas anteriormente (como estar en desempleo, ser pensionista de cualquier tipo o tener el bono social por una potencia contratada muy baja) quedan obsoletas. Estos son los requisitos para cada tipo de consumidor:

 

Clientes en situación de vulnerabilidad que se pueden beneficiar de un 25% de descuento

• Los pensionistas que perciban la pensión mínima (por jubilación o incapacidad permanente) y no perciban otros ingresos cuya cuantía agregada anual supere los 500€.

• Las familias numerosas.

• Las unidades familiares, incluidas las familias monoparentales y personas que vivan solas (sin hijos), cuyos ingresos anuales sean inferiores a los 11.279 euros o inferiores a 15.039 en caso de personas con discapacidad superior al 33%. También las víctimas de violencia de género o terrorista. El consumo máximo debe ser de 1.380 kW al año.

• Las unidades familiares, incluidas las familias monoparentales y personas que vivan solas, con un hijo, cuyos ingresos anuales sean inferiores a los 15.039 euros o inferiores a los 18.800 en caso de personas con discapacidad superior al 33 por ciento. Se incluye también a las víctimas de violencia de género o de terrorismo. El consumo máximo será de 1.932 kW al año.

• Las unidades familiares incluidas, las familias monoparentales y personas que vivan solas, con dos hijos, cuyos ingresos anuales sean inferiores a los 18.800 euros o los 22.558 euros para personas con discapacidad superior al 33 por ciento, víctimas de violencia de género o de terrorismo. El consumo máximo será de 2.396 kW al año.

 

Clientes en situación de vulnerabilidad severa que se pueden beneficiar de un 40% de descuento

• Los pensionistas con pensión mínima cuyos ingresos no superen los 7.519,59 euros. El consumo máximo será de 1.932 kW al año.

• Aquellas familias numerosas cuyos ingresos sean inferiores a los 15.039,18 euros. El consumo máximo será de 43140 kW al año.

• Las unidades familiares, incluidas las familias monoparentales y personas que vivan solas (sin hijos), cuyos ingresos anuales sean inferiores a los 5.639 euros o inferiores a 7.519 en caso de personas con discapacidad superior al 33%. También las víctimas de violencia de género o terrorista. El consumo máximo será de 1.380 kW al año.

• Las unidades familiares, incluidas las familias monoparentales y personas que vivan solas, con un hijo, cuyos ingresos anuales sean inferiores a los 7.519 euros o inferiores a los 9.399 euros en caso de personas con discapacidad superior al 33%, víctimas de violencia de género o de terrorismo. El consumo máximo será de 1.932 kW al año.

• Las unidades familiares, incluidas las familias monoparentales y personas que vivan solas, con dos hijos, cuyos ingresos anuales sean inferiores a los 9.399 euros o los 11.279 euros para personas con discapacidad superior al 33%, víctimas de violencia de género o de terrorismo. El consumo máximo será de 2.396 kW al año.

 

Ventajas adicionales del bono social

El bono social tiene otras ventajas adicionales, como puede ser una mayor protección en caso de impago ya sea retrasando de 2 a 4 meses el tiempo en activar los procesos de corte de suministro o incluso impedir su corte en aquellos consumidores declarados esenciales. Os detallamos las ventajas a continuación:

• Los consumidores vulnerables severos en riesgo de exclusión social.
• Hogares cuya unidad familiar cuente con menores de 16 años o algún miembro con situación de dependencia grado II o III o con una discapacidad reconocida igual o superior al 33%.

 

Sin embargo, la principal novedad es que los beneficiarios del bono social eléctrico a 31 de diciembre de cada año, recibirán en el primer trimestre del siguiente año el bono social térmico que consistirá en una transferencia, aún por determinar, en función de la zona climática de la vivienda.

 

No todo el consumo tiene descuentos

Uno de los aspectos más negativos del actual bono social es presuponer que los hogares con dificultades económicas derrocharán energía por contar con una bonificación del 25% o del 40%. El resultado es el establecimiento de un límite de kWh consumidos mensuales que se pueden beneficiar del descuento correspondiente.

La reciente revisión del bono social ha suavizado estas restricciones al incrementar los límites en un 15% (todavía insuficiente) y, al menos, los kWh no bonificados durante un mes por bajo consumo se acumulan en los 12 meses siguientes meses.

 

Cómo solicitar el Bono Social

Existen varias formas de solicitar el bono social de luz, pero debemos recordar que la solicitud debe hacerse directamente a la empresa comercializadora del suministro eléctrico.

• A través del teléfono, número disponible en los listados del CNMC.
• En la oficina física de la empresa comercializadora (en caso de que exista).
• Fax, correo postal o correo electrónico a través de los datos procurados por la compañía, ya sea en la propia factura o en su página web.
• De forma telemática a través de la página web, App o plataforma digital del propio comercializador.

*Este es el listado de empresas comercializadoras que encontrarás en la página del Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia

 

¿Qué debo hacer?

El bono social puedes pedirlo en cualquier momento si crees que tu situación lo justifica. No hay ninguna tarifa que mejore el ahorro que obtendrás con el bono social, por lo que debes empezar las tramitaciones cuanto antes.

Para ello es necesario ser cliente de una comercializadora de referencia (PVPC) o solicitarlo en el mismo trámite. Y debes saber que solo podrás hacerlo para tu domicilio habitual. Ten en cuenta que no podrá haber ninguna penalización por romper el contrato vigente para activar el bono social, y que si necesitas cambiar de titular, la distribuidora no puede exigirte la revisión de tu instalación eléctrica aunque el Boletín de Instalación de la vivienda tenga más de 20 años.

 

Las ventajas del bono social no son permanentes.

 

Cada dos años toca renovarlo

Es preciso renovar el bono cada dos años, presentando una nueva solicitud ante la comercializadora. Tan solo las familias numerosas podrán disfrutarlo sin necesidad de renovarlo mientras gocen de esa consideración.

Para la OCU, renovar el derecho al bono social es un engorroso trámite adicional, que dejará fuera del sistema a algunos consumidores, especialmente a los hogares formados por personas mayores, para quienes es a veces complicado hacer un trámite, sobre todo teniendo en cuenta el reducido número de oficinas de atención al cliente para hacer esta solicitud de forma presencial.

 

¿Deseas hacer una consulta de la normativa sobre el bono social?

Existen varias vías para tener acceso a las normas del bono social, pudiendo ser mediante el BOE o en la web de la CNMC o la página web del Ministerio de Energía, Turismo y Agenda Digital.

Os dejamos también un enlace con la información que nos brinda la OCU para saber cómo solicitar el bono social.

¿Os ha servido esta información? ¿Conocíais con anterioridad estas ayudas para hacer que la factura de la luz no fuera tan cara? Os dejamos abiertos los comentarios para que nos digáis qué pensáis sobre estas ayudas y de si os han ayudado o las habéis solicitado en alguna ocasión.

  • Facebook
  • Twitter
  • Google+
  • Linkedin
  • Pinterest

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *