Primeros síntomas de la demencia

Primeros síntomas de la demencia

900 469 Noticias sobre el cuidado | Familliados

La demencia es una serie de síntomas que pueden ocurrir debido a una variedad de enfermedades posibles. Los síntomas de demencia incluyen alteraciones en el pensamiento, la comunicación y la memoria. Si tú o tu ser querido tenéis problemas de memoria, no debes concluir inmediatamente que se trata de demencia.

Una persona necesita tener al menos dos tipos de impedimentos que interfieren significativamente con la vida diaria para recibir un diagnóstico de demencia. Un diagnóstico precoz puede ayudarte a paliar los síntomas, por lo que conveniente hacer revisiones periódicamente.

Mientras unos intentan olvidar otros luchan por recordar.

Síntomas de la demencia, los 10 más comunes

Además de la dificultad para recordar, la persona también puede experimentar impedimentos en el idioma, la comunicación, la atención y el razonamiento. Estas alteraciones cognitivas, se hacen más presentes conforme avanza la edad. De ahí que las personas mayores es el sector de la población que se ve más afectada.

La memoria es el diario que llevamos con nosotros a todas partes. Así pues, hagamos que ese diario esté repleto de vivencias, experiencias y amor. De esta manera, podremos hacer más llevadera la vida de esos seres queridos que tanto amamos.

Por medio de este artículo queremos detallar cuáles son los 10 primeros síntomas de la demencia. Esto es, los más comunes y los que más se repiten. La demencia no necesariamente implica tener todos los síntomas. Pero, si comprobamos que nosotros o nuestro familiar tiene indicios de varios de ellos, es el momento de actuar y de valorarlo con un profesional del cuidado.

 

 

Pequeños cambios de la memoria a corto plazo

Los problemas con la memoria pueden ser un síntoma temprano de demencia. Los cambios son a menudo sutiles y se suele ver afectada la memoria a corto plazo. Esto es, una persona mayor puede recordar eventos que ocurrieron hace años, pero le puede resultar imposible recordar lo que han desayunado.

Otros síntomas de los cambios en la memoria a corto plazo incluyen olvidar dónde dejaron un artículo, esforzarse por recordar por qué entraron a una habitación en particular u olvidar lo que se suponía que debían hacer en un día determinado.

 

Confusión

Es normal que, en las primeras etapas de la demencia, una persona pueda confundirse con asiduidad. Cuando la memoria, el pensamiento o el juicio decaen, puede surgir confusión ya que ya no pueden recordar las caras, encontrar las palabras correctas o interactuar con las personas con normalidad. Las razones de esta confusión pueden ser variadas y se aplican a las diferentes situaciones personales de cada persona.

 

Dificultad para elegir bien las palabras

Otro síntoma temprano que podemos encontrar en la demencia es la dificultad para comunicar pensamientos. Una persona con demencia puede tener dificultades para explicar algo o encontrar las palabras adecuadas para expresarse. Tener una conversación con una persona que tiene demencia puede ser difícil. Por consiguiente, puede llevar más tiempo de lo habitual y normalmente se acaban desviando del tema inicial de la conversación.

 

Apatía

La apatía es un estado de desinterés y falta de motivación que suele aparecer en la demencia temprana. Una persona con síntomas podría perder interés en pasatiempos, actividades o vida social. De igual modo, suele ser común que no quieran salir más o hacer algo divertido. También pueden perder el interés en pasar tiempo con amigos y familiares y pueden parecer emocionalmente planos.

 

Dificultad para realizar tareas sencillas

Cuando una persona encuentra problemas para realizar tareas sencillas, es un cambio que indica que podría tener demencia temprana. Este hecho generalmente comienza con dificultad para realizar tareas más complejas, que luego se ve reflejado en tareas cotidianas. También pueden tener dificultades para aprender cómo hacer cosas nuevas o seguir nuevas rutinas.

 

Alteración en el estado de ánimo

Un cambio en el estado de ánimo también es síntoma muy común en la demencia. Notar estos cambios en uno mismo no es sencillo, pero es algo que se puede comprobar en otra persona de tu alrededor. La depresión, por ejemplo, es típica de la demencia temprana.

Junto con los cambios de humor, también puede haber un cambio en la personalidad. Un típico cambio de personalidad que se ve con la demencia es pasar de ser tímido a ser extrovertido. Esto es porque la enfermedad a menudo afecta al juicio de las personas.

 

Miedo para adaptarse al cambio

Las primeras etapas de la demencia causan miedo y vértigo. Es una experiencia difícil de asimilar ya que, de repente, dejas de recordar cosas, no entender bien las conversaciones y a desorientarte. Por poner un ejemplo, las personas con demencia no pueden recordar por qué fueron a la tienda y se pierden de camino a casa. Es, por esta razón, que posiblemente anhelen la rutina y tengan miedo a probar nuevas experiencias. La dificultad para adaptarse a los cambios es también un síntoma de la demencia temprana.

 

Dificultad para seguir historias

Este problema es un síntoma temprano clásico. Así como el encontrar y usar las palabras correctas se vuelve difícil, las personas con demencia a veces se olvidan del significado de las palabras que escuchan o luchan por seguir las conversaciones o los programas de televisión.

 

Pérdida de orientación

El sentido de la orientación y la orientación espacial comúnmente comienza a deteriorarse con el inicio de la demencia. Esto puede significar no reconocer puntos de referencia que alguna vez fueron familiares y olvidarse de las direcciones usadas regularmente. También se vuelve más difícil seguir una serie de instrucciones, como pueda ser una receta.

 

Volverse repetitivo

Repetir palabras, ideas o acciones es muy común en la demencia temprana. Esto es debido a la pérdida de memoria y a los cambios generales de comportamiento. La persona puede repetir las tareas diarias, como afeitarse, o puede recoger objetos obsesivamente. Puede ocurrir, también, que repitan las mismas preguntas en una conversación después de haber sido respondidas.

 

En Familiados sabemos las dificultades que entraña la demencia, tanto en las personas que la padecen como en sus familiares. Queremos hacerte saber que no estás solo, y que te brindamos la ayuda que necesitas a través de nuestro servicio de cuidado de personas mayores por horas. Somos profesionales del cuidado con largos años de experiencia. Y, por encima de todo, queremos resaltar nuestra calidad humana y ganas de hacer que tu vida diaria sea mejor.

Este artículo pone al día una entrada previa de este blog, actualizándola y mejorándola. El artículo original fue publicado el 12 de junio de 2018 a las 17:10 horas.

3 comentarios
  • Luz María Hermida Tejeda
    RESPONDER

    El día de hoy me sucedió algo extraño, iba manejando ya cerca de mi trabajo, tomo una calle que me lleva derecho a una avenida y de repente me vi en otra calle, muy cerca, pero no me di cuenta en qué momento la tomé, en qué momento di vuelta. Esto quiere decir que empiezo con problemas de demencia?

  • Lynn Serrano
    RESPONDER

    Tengo los síntomas, pero me dicen que es stress… después de muchos cambios la situación sigue aunque el stress no está. Ya no puedo salir sin las indicaciones del celular. Cómo guío la gente piensa que estoy bien. En realidad sin las indicaciones del celular no recuerdo ni a donde voy.

Dejar una Respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.