Prevenir imprevistos para la conciliación familiar

Prevenir imprevistos para la conciliación familiar

900 469 Noticias sobre el cuidado | Familliados

Dar el paso para ser padres es un cambio importante en tus hábitos de vida. Sobre todo los primeros meses, toda tu vida gira en torno al bebé, por lo que hay que adaptarse al cambio. En el momento que se acaba la baja maternal y paternal, es cuando nos damos cuenta de que hay que encontrar la manera de prevenir imprevistos para la conciliación familiar.

Muchas parejas cuentan con el gran apoyo de los abuelos. Otras, sin embargo, viven en otra ciudad y no tienen cerca a la familia. En ambos casos, no obstante, siempre aparecen situaciones en las que se necesita ayuda externa.

Aprender a organizarse es esencial a la hora de abordar la reincorporación laboral de la madre. Cada caso particular es un mundo, y mientras la elección que toméis se amolde a vuestras necesidades y posibilidades todo irá bien.

 

Soluciones de emergencia para la conciliación familiar

Alternativas para la conciliación familiar hay muchas, y por eso vamos a intentar darte unas opciones que os pueden servir en el día a día. Si, en tu caso, has optado por otra diferente que no aparece en nuestro artículo, estaremos encantados de que nos la cuentes en los comentarios. Entre todos seguro que ayudamos a esos padres que deben hacer encaje de bolillos para hacer frente a la conciliación familiar.

 

Excedencia en el trabajo

Uno de los progenitores puede solicitar una excedencia de varios meses o incluso algún año para atender a las necesidades que todo niño tiene. Hablamos del colegio, guardería, actividades o todas las tareas que implica su cuidado. Lo bueno de esta opción es que, pasado el tiempo de la excedencia, seguirás manteniendo tu puesto de trabajo.

 

Dejar el trabajo

La opción de que el padre o la madre deje su trabajo es más drástico. No obstante, hay situaciones en las que haciendo cuentas la familia se puede mantener con un sueldo. Es muy probable que toque ajustarse el cinturón, pero los beneficios también son muchos. Lógicamente no hay que lanzarse a la piscina sin pensárselo bien. Por esta razón, debería hacerse si se tiene la formación y experiencia adecuada, así como pertenecer a un sector con facilidades para la reinserción laboral.

 

Canguro o cuidadora de bebés y de niños

Hay imprevistos a los que no te puedes anticipar. Es el caso de que el niño enferme, cierre el colegio o que tengas que hacer un viaje de trabajo repentino. Para todos estos casos viene muy bien disponer de un canguro o cuidadora de niños de confianza. De esta forma, sabes a quién acudir y te evitarás el estrés de elegir una solución de emergencia a última hora. En Familiados te podemos ayudar, ya que contamos con un servicio de cuidado de niños por horas que se adapta a tus necesidades. Y, al mismo tiempo, también disponemos de cuidadoras de bebés a domicilio. De este modo, cubrimos todas las situaciones de emergencia que te puedas encontrar.

 

Horario reducido

Tu pareja, tú o los dos, podéis reduciros el horario laboral. El dinero que se ingresa en el hogar será menor, pero la tranquilidad de poder estar ahí junto con el hecho de poder disfrutar de los hijos es incalculable. Todo es cuestión de hablar con la empresa para ver cómo llegar a un acuerdo que beneficien a ambas partes. De este modo, podrías pedir media jornada o simplemente reducir 1 o 2 horas diarias.

 

Abuelos y familiares

En el blog hemos hablado mil veces de que el móvil es la navaja suiza de la actualidad. Siguiendo el símil, podríamos decir que hoy en día los abuelos son la navaja suiza de la conciliación familiar. Los nietos les dan energía, se sienten útiles y, debido al tiempo libre que disponen en su gran mayoría por su jubilación, son de gran ayuda. El resto de familiares también pueden jugar un papel muy importante. Hablamos del rol de los tíos o, por ejemplo, de sobrinas ya mayores que no les importe quedarse con sus primos pequeños.

1 comentario

Dejar una Respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.