Obesidad y sobrepeso en los adultos mayores

900 469 Noticias sobre el cuidado | Familliados

La obesidad y el sobrepeso en los adultos mayores es un problema que hay que cuidar para evitar que desencadene problemas en la salud de nuestros seres queridos. Merma su calidad de vida de manera significativa, crea cambios de humor, inseguridades y acaban por llevar una vida sedentaria de la que no pueden salir.

En la actualidad, la obesidad y el sobrepeso en los adultos mayores ha dejado de ser un asunto estético y ha pasado a ser una de las causas de muerte predecible en este sector de la población.

La obesidad es una enfermedad crónica que, a su vez, se asocia a la aparición de otras enfermedades, y que es visible por acumularse en el cuerpo una grasa abundante.

 

Causas de la obesidad y sobrepeso en los adultos mayores

La alimentación en los adultos mayores juega un papel fundamental a la hora de mantener un peso saludable. De ahí la importancia de llevar una alimentación sana, equilibrada y variada. No obstante, el que las personas mayores tengan obesidad o sobrepeso tiene muchas más causas, como por ejemplo:

  • Falta de ejercicio físico.
  • Alteraciones metabólicas.
  • Componentes genéticos heredados.
  • Estilo de vida inadecuado.
  • Factores sociológicos.
  • Trabajos sedentarios.

 

Consecuencias de la obesidad y sobrepeso en los adultos mayores

Las consecuencias de una vida sedentaria en las personas mayores, así como una mala alimentación y el resto de causas que hemos visto anteriormente, hacen que nuestros seres queridos corran un gran riesgo que se podría evitar siguiendo unas pautas.

 

Riesgos de importancia para la salud

La obesidad y el sobrepeso hace que la esperanza de vida sea menor y que, en comparación con las personas con un peso normal, las personas obesas tienen un riesgo mayor de 50% a 100% de morir prematuramente.

Las personas obesas tienen más riesgo de:

  • Diabetes (tipo 2).
  • Dificultades para respirar (por ejemplo, apnea del sueño, asma).
  • Problemas psicológicos como la depresión.
  • Problemas en las articulaciones (por ejemplo, artritis).
  • Alta presión sanguínea.
  • Enfermedad del corazón.
  • Ciertos tipos de cáncer (mama, útero, colon).
  • Trastornos digestivos.
  • Problemas con la fertilidad y el embarazo.
  • Incontinencia urinaria.

 

Riesgos de la obesidad para el bienestar psicológico y social

  • Aislamiento social.
  • Autoimagen negativa.
  • Discriminación.

 

Dificultades en el día a día de las personas mayores con sobrepeso

  • Es difícil que mantengan la higiene personal.
  • Tienden a cansarse más rápido y a veces les falta el aliento.
  • Pueden encontrarse problemas con los asientos de transporte público.
  • Las tareas cotidianas son más difícil de haces por la falta de movilidad.

 

Cómo prevenir la obesidad y el sobrepeso en adultos mayores

Para prevenir que los adultos mayores lleguen a un estado de sobrepeso, es importante seguir varias pautas que, en conjunto, ayuden a mantener un peso saludable.

  • Comer de manera saludable. Una dieta equilibrada debe contener al menos cinco porciones de frutas y verduras por día, carbohidratos con alto contenido de fibra (arroz integral, pasta, pan, avena) y una cantidad moderada de proteínas, leche y productos lácteos bajos en grasa.
  • Evitar las dietas yoyó. Un tercio de los adultos mayores que hacen dieta recuperan más peso del que pierden. Por eso es más importante aprender a comer de manera saludable que a seguir una dieta concreta.
  • Cocinar en casa. Para empezar a comer de manera saludable la primera recomendación sería cocinar en casa. De esta manera controlamos tanto los ingredientes como la forma de cocinar, evitando de esta manera el exceso de grasa.
  • Hacer ejercicio moderado. Si no se tiene el hábito de hacer ejercicio, hay que empezar por pasos pequeños como no usar el ascensor o comenzar a pasear 15-20 minutos al día e ir aumentando gradualmente el tiempo.

 

Como hemos visto en el artículo, el sobrepeso en las personas mayores es más preocupante de lo que parece a primera vista, y por tanto hay que tomar medidas para que nuestros seres queridos recuperen el vigor de antes  y puedan tener una vida más autónoma.

¿Qué medidas has tomado en tu caso para que tus padres pierdan peso? ¿Ha sido difícil cambiar de hábitos o habéis probado de todo y no os ha valido? Estaremos encantados de que nos lo cuentes en los comentarios.

1 comentario

Dejar una Respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.