Las claves para entender cómo conciliar trabajo y familia

800 532 Noticias sobre el cuidado | Familliados

¿Tienes la sensación de no llegar a todo? ¿Más, si cabe, debido al teletrabajo? Por desgracia, se trata de un sentimiento muy habitual. Las responsabilidades en el seno familiar y entorno laboral superan el tiempo disponible y cada día se presenta lleno de retos. En las siguientes líneas queremos mostrarte algunos consejos que pueden ayudarte, descubriendo así cómo conciliar trabajo y familia.

¿Cómo conciliar trabajo y familia con éxito?

No te lo vamos a negar. No es algo fácil, y no todos los empleos permiten una flexibilidad laboral que se pueda compaginar con la conciliación. Tener hijos, además, demanda mucha atención, sobre todo si tanto ellos como tú tenéis que compaginar tiempo y espacio mientras trabajas.

A continuación, queremos mostrarte una serie de claves y consejos para ayudarte a encontrar la respuesta a cómo conciliar trabajo y familia sin que para ello pierdas los nervios por completo. ¡Esperamos que te sirvan!

 

Dividir las tareas

Aunque se ha avanzado mucho, lo cierto es que la conciliación laboral y familiar sigue resultando más complicada para las mujeres. Por eso, es muy importante repartir las tareas diarias entre los dos miembros de la pareja.

Es importante llegar a un acuerdo y ser prácticos. Es decir, si a uno de los dos se le da muy bien cocinar, lo lógico es que se ocupe de esa tarea. Otra buena opción es rotar los trabajos, para que la carga se haga menos pesada.

 

Organización

Es cierto que las responsabilidades en ocasiones te pueden sobrepasar, pero no lo es menos que en muchos casos la desorganización hace que el trabajo parezca multiplicarse. Por eso, tienes que planificar muy bien tu tiempo. Empieza por crear listas y divide las tareas entre imprescindibles, importantes y prescindibles. Además, anota las que son urgentes. Para ello, hay infinidad de herramientas que puedes utilizar como Trello o Google Tasks.

¿Qué es una tarea prescindible? No quiere decir que no sea necesario hacerla, pero sí que puedes hacerla en otro momento. Por ejemplo, poner la lavadora. Hay días que será imprescindible, otros importantes, pero en ocasiones se podrá dejar para el día siguiente. En ese caso, será una tarea prescindible.

Establece horarios y trata de cumplirlos. Es una de las claves para lograr una buena organización.

 

Céntrate en cada tarea

Uno de los errores que se cometen con demasiada frecuencia es no centrarse en lo que se está haciendo. Por ejemplo, estás en el trabajo y empiezas a pensar en todo lo que tienes que hacer al llegar a casa o que has olvidado realizar cualquier tarea importante. Lo único que vas a conseguir es agobiarte y no centrarte en tu trabajo.

 

Ahorra todo el tiempo que puedas

La conciliación no es posible si no aprendes a organizar tus tareas para ahorrar el máximo tiempo posible. Por ejemplo, haz la lista de la compra y ve al supermercado solo una vez a la semana. También es práctico comprar online, todo tipo de productos, en lugar de ir a las tiendas de forma física.

 

Pide ayuda

Si ves que no puedes con todo, pide ayuda a tu pareja o algún familiar. En el primer caso, es posible que hayas dividido bien las tareas, pero que aún así te sientas superado, una comunicación franca puede ser la solución. En el segundo caso, intenta que la ayuda sea temporal, para no cargar a otros con tus responsabilidades.

En ocasiones, el servicio doméstico puede ser la ayuda que necesitan muchas familias. Es cierto que se trata de un gasto extra, pero en algunos casos es imprescindible. En Familiados disponemos de Familiados Kids, un servicio para el cuidado de niños que te puede ayudar enormemente a liberarte de tantas ocupaciones.

 

Culpa

No te sientas culpable por no llegar a todo, ya que en ocasiones es imposible. Es mejor que te centres en lo que sí puedes hacer. Este sentimiento suele aparecer cuando se tienen hijos, en ese caso, intenta pasar el mayor tiempo posible con ellos y disfruta de su compañía.

Conciliar hijos y trabajo no es fácil, sobre todo si trabajas en casa. Por eso, es imprescindible separar espacios y tiempos. Intenta trabajar solo cuando los niños estén en el colegio y no atiendas asuntos laborales mientras estás con tus hijos, salvo que sea imprescindible.

 

Cuídate

Si quieres conciliar tu vida familiar y laboral, es imprescindible que te cuides. Lleva una alimentación sana y equilibrada, duerme entre 7 y 8 horas cada noche, nunca menos de 6, y haz ejercicio de forma regular. Si te sientes bien, rendirás mucho mejor a todos los niveles.

Ahora ya sabes cómo conciliar trabajo y familia, es cierto que no es fácil, pero si pones en práctica todos los consejos que has visto, seguro que lo consigues.

 

También te puede interesar leer:

Cuidado de niños por horas
¿Es posible el teletrabajo con niños desde casa?
Recomendaciones para el cuidado de los niños