Juegos al aire libre para niños

800 532 Noticias sobre el cuidado | Familliados

El buen tiempo, junto con disponer de un mayor número de horas de luz, incrementa el deseo de pasar más tiempo en espacios abiertos. Y para los más pequeños, te traemos un gran listado de juegos al aire libre para niños.

Además de descubrir ideas de actividades, queremos que entiendas la importancia del juego al aire libre en la infancia. Descubrirás muchos beneficios y hará que lo valores todavía más.

Ideas de juegos al aire libre para niños

Vamos a sugerirte tantas ideas de juego al aire libre como nos sea posible. Iremos añadiendo juegos clásicos para niños, juegos de agua y, en general, todos los juegos con los que los más pequeños disfruten de los espacios abiertos. De esta manera harán ejercicio al aire libre, se divertirán y aprenderán un montón de cosas por el camino.

Comencemos con nuestro listado de juegos al aire libre para niños:

 

El juego del pañuelo

El juego del pañuelo es un juego clásico para niños que nunca pasa de moda. Es un juego para realizar en equipos, de un mínimo de 4 integrantes cada uno. Una persona tiene que colocarse en medio de los dos grupos, a unos 4-5 metros aproximadamente y sostener un pañuelo.

A cada niño se le asigna un número y en el momento que la persona que sostiene el pañuelo grita un número, el niño al que se ha asignado tiene que ir a por él y volver al lugar de salida. Si lo consigues eliminas al oponente… ¡pero cuidado! Si te pillan, ¡el que queda eliminado eres tú!

 

Observar las estrellas

Mirar al cielo y observar las estrellas puede que no sea un juego en sí mismo, pero sí es una actividad con la que los niños aprenden mientras juegan y observan la infinidad del universo. Cuanto más lejos estéis de la contaminación lumínica de las ciudades más estrellas y cuerpos celestes podréis ver, pero de igual manera siempre se disfruta igual.

Observar los cráteres de la luna llena con unos prismáticos o pequeño telescopio, por ejemplo, es una experiencia con la que los niños sueñan y se sienten astronautas.

 

Juegos de agua

Si hay algo que a los niños les gusta jugar en primavera y verano, es a los juegos de agua. Ríen, se divierten, hacen ejercicio, se refrescan y nunca, nunca se aburren. Te proponemos algunos juegos de agua con los que siempre vas a acertar con los más pequeños para jugar al aire libre:

  • 12 juegos con globos de agua
  • Guerra de agua: con pistolas de agua, con cubos… ¡con lo que sea!
  • Carrera con vasos de agua.
  • Piñatas de globos sorpresa en los que algunos contengan agua.
  • Juego de relevos con botellas de agua.
  • Pintar con hielo de colores (para ello basta con usar colorante alimentario).
  • Tobogán deslizante: una superficie lisa de plástico duro, agua y jabón. ¡Y a disfrutar!

 

Jugar a los bolos luminosos

A los niños les encanta jugar a los bolos al aire libre. Pero… ¿y si te decimos que lo pueden hacer con bolos iluminados de colores? Para que ocurra la magia de este juego nocturno, lo único que necesitas son barras luminosas. Las tienes que meter en 10 botellas de agua y, por supuesto, te faltará una pelota que haga las veces de bolo. Para ello puedes usar un balón de fútbol o cualquier otra pelota de cierto peso.

A los niños les encanta este juego, y es ideal para realizarlo en el jardín o al aire libre los días de calor. Es importante que retires todas las etiquetas a las botellas de agua, de forma que sean totalmente transparentes y brillen en la oscuridad.

 

Juego de balón prisionero

En clases de educación física siempre incluyen el juego del balón prisionero en alguna etapa de los niños. Es un deporte para jugar al aire libre que tiene muchos beneficios:

  • Trabajas el hombro al lanzar el balón.
  • Entrenas el ejercicio anaeróbico.
  • Los niños mejoran sus reflejos.
  • Es un juego muy completo porque debes saltar, correr y esquivar.
  • Se fomenta el trabajo en equipo.

 

Jugar al futvóley o fútbol tenis

A los niños les encanta dar patadas a un balón. Y una manera divertida de hacerlo es jugando al futvóley o fútbol tenis. No hace falta ni siquiera una red para jugar, ya que para el primer caso basta con atar una cuerda entre dos árboles y pasar el balón por encima de la cuerda.

Para el fútbol tenis, por ejemplo, los niños pueden jugar delimitando el terreno de juego con prendas de vestir o elementos que tengan a mano.

 

Coger canicas con los pies

¿Crees que es fácil atrapar canicas con los pies? ¿Y si las canicas están además en un recipiente lleno de agua u otros objetos? Usar las manos no tiene misterio, pero el hecho de que los niños jueguen a atrapar objetos con los dedos de los pies, les hará ver que no es tan sencillo.

Para este juego al aire libre, como es lógico, hace falta descalzarse. Como medida de precaución en el caso de que no usemos agua, si mezclamos algún objeto con las canicas en el recipiente no puede ser puntiagudo, duro ni cortante. Pon un tiempo máximo y que gane el niño que más canicas haya recogido con el pie en el tiempo marcado.

 

Juegos para niños al aire libre sin material

En muchas ocasiones, los más pequeños salen a la calle sin nada, por lo que hay que usar el ingenio con el fin de crear juegos para niños al aire libre sin material. Debido al coronavirus, algunos de los juegos que te proponemos no son aptos hasta que se den las medidas de seguridad, pero estamos seguros de que encuentras opciones que se pueden ir realizando para las diferentes fases de la desescalada.

Te recordamos que si conoces algún otro juego al aire libre nos lo hagas saber, de forma que hagamos el listado lo más amplio posible. A fin de cuentas, de lo que se trata es que los niños sigan disfrutando de los espacios abiertos en su infancia.

 

Juego de la araña

El juego de la araña es un juego muy divertido para niños. Con él, se desarrolla las relaciones sociales de una manera lúdica, en el que además de hacer ejercicio hay que emplear la estrategia. Uno de los niños toma el papel de la araña y debe atrapar a los demás niños, que simulan ser moscas.

Este juego se realiza al aire libre en un espacio delimitado, de forma que las moscas no puedan moverse de ahí. Si son atrapadas, entonces forman parte de la araña, que desde el centro tiene que seguir atrapando a todas las moscas.

 

Adivina a qué planta corresponde el olor

Este es un divertido juego al aire libre para niños. Para participar, hay que organizar equipos por parejas que, además, uno de ellos tendrá que vendarse los ojos. Su pareja le llevará hasta una planta, la cual tendrá que adivinar valiéndose únicamente de su olfato. Tras acabar, pasará el turno a su pareja, intercambiándose los roles. Así pues, el que antes era guía ahora pasará a tener los ojos vendados. Nos faltará otro niño o adulto que haga de juez, quien irá apuntando los aciertos de cada participante.

Como ves, para este juego es indispensable que los niños tengan buen olfato. Es, al mismo tiempo, una ocasión perfecto para conocer botánica y todo lo que nos rodea.

 

El pilla pilla

¿Quién no ha jugado alguna vez al pilla pilla? Es uno de los juegos para niños al aire libre sin material más antiguos y más divertidos. Uno de los niños debe contar hasta diez en su base mientras el resto se alejan. Una vez terminada la cuenta atrás, debe intentar atraparlos mientras se escapan. ¡Pero cuidado! Si algún participante logra llegar a la base, se salvará automáticamente. Y si, por el contrario, es tocado, queda eliminado hasta acabar el juego.

 

Escondite inglés

El escondite inglés es un juego para realizar en grupo al aire libre. Uno de los niños debe ponerse de espaldas al resto, al tiempo que en voz alta debe decir la frase «Un, dos tres, al escondite inglés, sin mover las manos ni los pies». Mientras la dice, el resto de niños tienen que moverse todo lo rápido que puedan hacia él, teniendo que quedarse totalmente quietos antes de que se gire hacia ellos al terminar la frase. Si en ese instante el niño todavía se está moviendo, queda eliminado. Y, en el caso de que alguien consiga llegar hasta el niño que está de espaldas, gana y toma su posición.

Este juego para niños se le conoce por diferentes nombres, y estamos seguros de que de esta manera lo conocerás:

  • «Chocolate inglés» para las comunidades de Aragón, Navarra, Granada y Almería.
  • «Caravín, caraván» se usa en el País Vasco.
  • En el caso de Murcia, se le conoce como «Palito inglés».
  • En las islas Baleares, su nombre es «Caballito inglés».
  • Tanto en la Comunidad Valenciana como en Andalucía, sus nombres serían «Gallito inglés» o «Pollito inglés».
  • «Zapatito inglés» es el nombre empleado en Galicia.
  • Y en el caso de Cataluña, se le llama»Picaparet».

 

Juego del árbol

El juego del árbol se puede decir que es una variación del juego de las sillas. Para poder jugar, los niños deben estar al aire libre en una zona donde haya varios árboles. Deben disponer de dos árboles menos que los participantes, a los que darán vueltas en círculo mientras suena una canción. En el momento que deje de sonar la melodía, tendrán que buscar un árbol al que abrazarse. Más tarde volverá a sonar la canción, donde los niños tendrán la oportunidad para recuperar un árbol.

 

Somos los indios

El objetivo de «Somos los indios» es despertar el ritmo corporal de modo que los niños desarrollen su capacidad de expresión corporal. Para este juego, que se puede jugar sin material o disfrazados, tomamos el papel de un indio de la tribu de lo sioux, que debe gesticular mientras canta y se pone la mano en la boca como los indios. Estas son las opciones:

  • Aguachichi Aguachichi. El niño mueve su mano como la pluma del indio sobre su cabeza.
  • Jau. Hay que poner los brazos en cruz imitando a unos indios.
  • Jau jau Jau jau. Cantamos y ponemos la mano en la boca como lo indios.
  • Otan chiviri, otan chiviri. De nuevo ponemos los brazos en cruz.
  • Nos podemos inventar tantas posiciones como queramos.

 

También podemos representar situaciones:

  • Nos comemos un elefante. Debemos representarlo con gestos y movimientos.
  • Nos comemos un pescado. Y representamos que nos lo comemos.
  • Estoy lleno. Habría que representar que no podemos comer más.
  • Veo algo a lo lejos. Simulamos que hay algo a lo lejos, ponemos la mano haciendo de visera y agudizamos la vista.

 

La importancia del juego al aire libre de los niños

La infancia es un periodo de descubrimiento y estimulación. Y ahora, más que nunca, creemos conveniente hablarte sobre la importancia del juego al aire libre de los niños.

En el caso de que quieras ampliar la información sobre el tema, no te pierdas los juegos para estimular la atención de los niños. De esta forma aprenderás a cubrir las necesidades de los más pequeños, fomentando así su desarrollo.

 

No desestimes la importancia del juego al aire libre de los niños

Quizá no hayamos sido conscientes de la importancia del juego al aire libre hasta la llegada del confinamiento y de la limitación de movimientos. Nos hemos sentido atrapados y hemos visto a nuestros hijos encorsetados bajo cuatro paredes. Sin darnos cuenta, hemos llegado a una conclusión que de no haber sido por esta crisis puede que nunca hubiéramos sido conscientes.

El lugar de los niños está en la calle, en los parques, en las plazas, en las orillas llenas de piedras de los ríos, en la profundidad de un bosque o al abrazo de la montaña. Los niños viven el ahora, y los juegos en la naturaleza avivan sus destrezas. Les ayuda a aprender valores, a moverse libremente, a adaptarse a nuevas situaciones y a explorar sus límites y capacidades.

 

Beneficios de jugar al aire libre de los niños

Pasar más tiempo en el exterior en vez de hacerlo en el interior de la vivienda es crucial. De ahí que te queramos contar cuáles son exactamente los beneficios de jugar al aire libre de los niños. En cierto modo, la sociedad se ha vuelto cada vez más protectora, lo que unido a la aparición de los aparatos electrónicos portátiles y redes sociales, hace que los niños pasen más tiempo aislados frente a una pantalla.

No se debe frenar el avance tecnológico ni el social, pero es de vital importancia que en el camino no nos olvidemos de no perder las actividades provechosas. Y en este sentido, los juegos al aire libre en la infancia aportan mayor beneficio que estar delante de un smartphone o sin salir de casa. A continuación te explicamos las razones:

 

Estimula la creatividad y la imaginación de los niños

Jugar al aire libre potencia la imaginación y la creatividad de los niños de una manera increíble. Los estímulos sensoriales de la naturaleza son abrumadores, lo que lleva a que los más pequeños puedan experimentar libremente. Los espacios abiertos son idóneos ya que se tiene la posibilidad tanto de observar el mundo que les rodea, así como participar activamente en él.

 

Ayuda a los más pequeños a mejorar sus habilidades sociales

Los niños aprenden muy rápido, pero si no interactúan con otros niños, no van a poder mejorar sus habilidades sociales. Es verdad que en el colegio se puede fomentar esta capacidad, pero es con niños que no conocen con los que mejor se desarrolla. Aspectos como la confianza o entender el significado de negociar o compartir, se ven enriquecidos. Por consiguiente, es esencial para su desarrollo personal de cara a encarar con éxito las siguientes etapas de su vida.

 

Fomenta la autonomía del niño

Saber encontrar soluciones por sí mismos frente a problemas, es lo que hace que los niños sean capaces de ser más independientes y autónomos. Este proceso no es fácil y requiere un proceso largo, pero es sin duda un claro beneficio de los juegos al aire libre.

Debemos preparar a los más pequeños a tomar sus propias decisiones, a equivocarse y a acertar con su propio juicio. Y son los juegos y actividades en espacios abiertos las herramientas que más le pueden ayudar en el proceso.

 

Los niños desarrollan habilidades como liderazgo y cooperación

La importancia que tiene en los niños los juegos al aire libre es una reacción en cadena. Tal y como hemos visto antes, estas actividades fomentan las habilidades sociales. Esto implica, a su vez, que los niños desarrollan otro tipo herramientas. Saber liderar a un grupo, así como aprender a cooperar y conocer cuál es el momento de ceder, son unos claros ejemplos.

En la edad adulta, tanto en la vida laboral como personal, se necesitan estas habilidades. Si algo queda claro es que solos no podemos conseguir todas nuestras metas, y por este motivo es tan necesario cooperar con otras personas, saber liderar un proyecto de vida o laboral y aprender que en ocasiones es indispensable ceder.

 

Fotografía | Prostooleh

 

Este artículo pone al día una entrada previa de este blog, actualizándola y mejorándola. El artículo original fue publicado el 12 de mayo de 2020.

1 comentario

Dejar una Respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.