Ideas y consejos cuando un ser querido tiene cáncer

1024 683 Noticias sobre el cuidado | Familliados

Si a un familiar muy cercano o a un mejor amigo le han diagnosticado cáncer, sabemos por lo que estás pasando. Sabemos también que ha sido un duro golpe para ambas partes y ha traído un gran sufrimiento tanto emocional como físico. Y es algo muy difícil de describir con palabras. Desde Familiados te mandamos fuerza en estos momentos tan difíciles que estaréis pasando. Por eso escribimos este post, con la esperanza de poderos ayudar un poquito y sumar un granito de esperanza. Os servirá, del mismo modo, a que sepáis un poco cómo actuar en estos momentos tan dolorosos.

Cómo ayudar a tu familiar o amigo diagnosticado de cáncer

Los pacientes con cáncer viajan en una montaña rusa emocional mientras navegan con los médicos, las pruebas y los procedimientos. ¿Qué debes saber para ser más útil para ellos? Es importante que tu ser querido escuche palabras de aliento, como podría ser «Lo entiendo. Esto es difícil para ti».

Puede resultar muy difícil enterarte que alguien que conoces tiene cáncer. Es posible que tengas muchas preguntas y dudas sobre el cáncer y sobre cómo puedes hablar y actuar alrededor de una persona que lo padezca.

Los familiares más cercanos o amigos suelen convertirse en cuidadores de la noche a la mañana, proporcionando de esta manera un importante cuidado físico y emocional continuo para una persona con cáncer. El cuidado toma muchas formas diferentes. Puede significar ayudar con las actividades diarias, como ir al médico o hacer comidas. También puede significar ayudar al paciente a lidiar con la amplia gama de sentimientos que experimentarán durante este tiempo. El tipo de apoyo necesario será diferente para cada persona.

Hoy te compartimos ideas y consejos para ayudar a tu ser querido con cáncer y hacerle la vida más fácil:

 

De qué manera concreta puedo ayudar a mi familiar o amigo con cáncer

La clave para ayudar a un ser querido con cáncer es la comunicación. Lo más recomendable es seguir interactuando como solías hacerlo y hablar mucho sobre cómo la persona está sobrellevando la situación y lo que necesita. Pero no tienes por qué hablar sobre la enfermedad. Intenta realizar actividades y eventos sociales. Si no tiene ánimos para algo, permítele que decline la invitación, y continúa considerándole para otras ocasiones salvo que te indique lo contrario.

Pregúntale qué necesita y deja que te diga qué es con lo que más le puedes ayudar. Ofrece ayuda concreta y específica, y evita decir frases que se quedan en el olvido como «Llámame si te puedo ayudar». A continuación de damos algunas sugerencias más:

  • Llévale o prepara una comida. Seguro que lo agradece mucho.
  • Ofrécete para ayudarle con el cuidado de los niños. Organiza un programa para llevarlos y traerlos de la guardería.
  • Lleva y trae a la persona con cáncer a sus citas para tratamiento.
  • Ayude a hacer diligencias, tareas o quehaceres.
  • Ofrécete para tomar sus llamadas si tu ser querido se siente cansado y necesita descansar.
  • Si la persona está de acuerdo, planea una fiesta cuando se haya terminado el tratamiento o en sus aniversarios. Verifica siempre con la persona con cáncer antes de llevar a cabo planes de fiesta, incluyendo mostrar una lista de las personas invitadas.

 

Los posibles efectos emocionales del cáncer

Cada persona responde de manera diferente al cáncer y a su tratamiento. Es normal que tu ser querido se sienta triste sobre los cambios que surgen como consecuencia del diagnóstico del cáncer. La persona con cáncer puede pasar por algunos de estos frecuentes cambios emocionales y de humor a diario, o incluso cada hora.

El cáncer puede ser muy impredecible. Alguien con cáncer puede  tener días buenos y días malos. Aprender a vivir con la incertidumbre es parte de aprender a vivir con el cáncer, tanto para el paciente como para los que le rodean.

 

Tomar en serio los efectos secundarios del cáncer

La quimioterapia, la radioterapia o la cirugía. Da igual, ningún tratamiento contra el cáncer es divertido. La pérdida de cabello, las náuseas, la boca seca y los cambios en la piel y en el cuerpo causan un verdadero malestar. Por esta razón es tan importante tomar en serio sus efectos secundarios y prestar la mayor ayuda posible.

 

Tomarse los síntomas en serio

Intenta que tu ser querido le informe al oncólogo enseguida sobre el dolor, las náuseas, los vómitos, el adormecimiento o el hormigueo. El médico puede ayudar a llevarlos mejor.

 

La memoria se ve afectada

Debido a estudios recientes, ahora sabemos que la quimioterapia afecta la memoria a corto plazo, lo que provoca una gran ansiedad. Recuérdale a tu ser querido que en ese momento respire profundamente. Relajar la mente facilitará la recuperación de la memoria. Juegos como el ajedrez y el sudoku también pueden ejercitar los músculos mentales.

 

Qué decirle a una persona que tiene cáncer

Es normal sentir que no sabes qué decir a una persona que tiene cáncer. Puedes mostrar interés y preocupación, puedes expresar aliento o puedes ofrecer apoyo. A veces, las expresiones más sencillas son las que tienen más significado. Y a veces, el mero hecho de escuchar es el mayor apoyo que puedes ofrecer.

 

Cómo llevar mejor la quimioterapia

Una cálida manta mantendrá a tu ser querido en la fría sala de quimioterapia. Ayúdale a pasar el tiempo mejor regalándole un libro fascinante, buena música o un espectáculo que le haga olvidar el mal rato de la quimioterapia.

 

No te estreses por la dieta

Es importante que las personas con cáncer lleven una dieta adecuada. Ésta estará pensada dependiendo de la fase en la que se encuentre nuestro ser querido. Un estilo de vida saludable es clave, pero también es la calidad de vida y no ser muy estrictos con nuestro familiar. Es importante compaginar una dieta rica en todos estos alimentos con el ejercicio físico. Al perder el apetito, a muchos pacientes se recomienda en optar siempre por las comidas cocinadas, que no estén crudas, y hacerlo varias veces al día, trabajando para que la alimentación sea muy rica en nutrientes. Como añadido, se pueden tomar infusiones de jengibre que despiertan el apetito.

 

Fomentar la actividad física

El ejercicio es crítico para la salud. Sugiere a tu ser querido que pruebe el yoga, que es doblemente útil debido a la conexión entre la mente y el cuerpo. Otra opción sería unirte para hacer una actividad que le encanta en conjunto: bailar, pasear…

 

Los problemas sexuales se pueden solucionar

Cuando el cáncer afecta a tu pareja, puede tener un efecto escalofriante sobre la imagen corporal y la capacidad de respuesta. Pero el sexo es vital. Es nuestra forma de comunicación más íntima. Muchos problemas sexuales se pueden resolver fácilmente con ayuda externa. No dudéis en pedirla.

 

Ayudar a los jóvenes a planificar su futuro

Si tu ser querido es un adolescente, pregúntale acerca de sus planes para una familia en el futuro y aconséjale. Si el tratamiento puede amenazar la fertilidad, pregúntale al médico sobre los bancos de esperma o de óvulos. Y asegúrale al adolescente que podrá salir, disfrutar de las relaciones y casarse como cualquier otra persona.

 

Considera un ensayo clínico

La inmunoterapia está cambiando la cara del tratamiento del cáncer. Si el oncólogo de tu ser querido sugiere un ensayo de inmunoterapia, escucha con atención. Cada medicamento útil contra el cáncer ha pasado por el mismo proceso de ensayos clínicos.

 

Recuerda cuidarte a ti mismo

Si tienes más o menos la misma edad que la persona que tiene cáncer, o si tienen una relación muy cercana, tal vez esta experiencia te provoque inquietud. El cáncer nos hace tener conciencia de nuestra propia mortalidad. Tal vez experimentes sentimientos similares a los que siente la persona con cáncer: incredulidad, tristeza, enojo, insomnio y temor sobre tu propia salud. Si esto es lo que te pasa, tal vez debas buscar ayuda con un profesional de la salud emocional o acudir a algún grupo de apoyo local.

En conclusión, lo más importante es que sigas comunicándote con tu ser querido lo más honestamente posible. Tendréis que ser claros respecto a vuestros pensamientos y sentimientos. Es esencial mostrarse de manera sincera, ya que puede facilitarle un poco la vida a tu ser querido en su viaje por el cáncer.

Nos gustaría escuchar tu opinión o tu experiencia con el cáncer. Estamos seguros de que tus palabras de aliento les podrá servir a otros lectores a encontrar esa fuerza que tanto necesitan.

4 comentarios

Dejar una Respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.