Cuidados especiales

Higiene en personas mayores

1024 735 Noticias sobre el cuidado | Familliados

El cuidado de la higiene en las personas mayores es uno de los aspectos más importantes. En el artículo de hoy os queremos dar consejos y ofrecer información detallada de cómo realizar el aseo en los adultos mayores.

Ser cuidador implica tener una gran responsabilidad tanto de cara al usuario como al cuidador en sí. Para evitar posibles infecciones hay que esforzarse por hacer que el entorno de la persona mayor esté limpio y desinfectado antes de la higiene.

Tener una buena higiene en personas mayores es muy importante para la prevención de enfermedades y estimulamos los hábitos de un estilo de vida saludable.

Las personas mayores necesitan mantener su higiene personal con ayuda, bien sea con un cuidador familiar o con la ayuda de los cuidadores de enfermos. Este cuidador debe tener varios aspectos en cuenta para garantizar el desarrollo de la higiene de una forma correcta.

Objetivos de la higiene en personas mayores

  • Mantenemos la limpieza del paciente, evitando malos olores.
  • Conseguimos buenos hábitos higiénicos.
  • Fomentamos la autoestima del paciente con el cuidado.

Con la higiene en personas mayores conseguimos

  • Creamos sensación de confort, bienestar, y ayudamos al aldescanso.
  • Eliminamos de la piel el exceso de grasa y la suciedad.
  • Eliminamos las células muertas que hay en la superficie cutánea por la descamación continúa.
  • Estimulamos la circulación sanguínea.
  • Mantenemos la piel del enfermo en buenas condiciones.

Vídeo: higiene en personas mayores. Aseo completo en cama

[vc_single_image image=»997″ img_size=»large» alignment=»center» css=».vc_custom_1498990885783{padding-right: 25px !important;padding-left: 25px !important;}»][vc_single_image image=»311″ img_size=»large» alignment=»center» css=».vc_custom_1498947382737{padding-right: 25px !important;padding-left: 25px !important;}»]

La importancia de lavarse las manos antes de la higiene en personas mayores

Del mismo modo, dado que los cuidadores deben lavarse las manos repetidamente, es vital el cuidado de las mismas a causa de las fricciones y uso reiterado de jabones. Una medida que se puede tomar es el secarse bien las manos así como hidratarlas bien con cremas especiales.

Desde pequeños se nos ha hablado de la importancia de lavarnos las manos. Es algo que hemos tomado por costumbre pero que no siempre cumplimos, y este simple olvido puede acarrearnos más de un problema. Si en nuestro día a día este aspecto de la higiene es fundamental,  cobra mayor relevancia cuando hablamos del cuidado de personas y de la higiene en personas mayores.

Ser cuidador implica tener una gran responsabilidad tanto de cara al paciente como al cuidador en sí. Para evitar posibles infecciones hay que esforzarse por hacer que el entorno del paciente esté limpio y desinfectado. Del mismo modo, dado que los cuidadores deben lavarse las manos repetidamente, es vital el cuidado de las mismas a causa de las fricciones y uso reiterado de jabones. Una medida que se puede tomar es el secarse bien las manos así como hidratarlas bien con cremas especiales.

Si somos cuidadores y llevamos anillos, relojes o pulseras, se aconseja que en nuestra jornada laboral retiremos de nuestras manos cualquier elemento que pueda servir de vehículo de gérmenes o que puedan herir al paciente. En el caso de que seamos mujeres, también hay que tomar precaución con nuestras uñas. Las deberemos tener cortas y sin pintar, ya que una simple infección puede traer consecuencias bastante graves.

Estos son los casos en los que tendremos que ser más prudentes con la higiene de nuestras manos:

  • Antes de realizar una cura
  • En los casos en los que el paciente tenga una herida
  • Antes y después de tocar al paciente
  • Después de haber tenido contacto con líquidos corporales

Para cualquier procedimiento siempre deberemos utilizar guantes, de manera que el contacto con los gérmenes sea el mínimo posible.

A lo largo del día tocamos infinidad de objetos con las manos y, aunque no podamos verlo a simple vista, en ellos hay infinidad de gérmenes y bacterias.

  • Para prevenir la propagación de esas bacterias o gérmenes a objetos no contaminados.
  • Para evitar enfermedades
  • Para proteger a las personas mayores y, de esta manera, ayudar igualmente a los cuidadores y personal sanitario

Debemos concienciarnos entre todos de la importancia del lavado de manos para la higiene en personas mayores, no sólo por nuestra salud sino también por la gente que nos rodea. Evitaremos la propagación de gérmenes y eso hará mejorar los calidad de vida de los pacientes y de los propios cuidadores.

Higiene bucal en las personas mayores

Uno de los aspectos que hay que tener más presente en la higiene de las personas mayores es su higiene bucal. Es fundamental en el cuidado básico para evitar infecciones. Se recomienda una limpieza después de cada comida o, al menos, dos veces al día. Para ello se debe utilizar pasta de dientes al mismo tiempo que se emplea enjuague bucal con flúor. Otro de los elementos que hay que utilizar es el hilo dental, ya que gracias a él se pueden limpiar zonas que son inaccesibles para el cepillo de dientes convencional.

Hay situaciones en las que el adulto mayor no es capaz de limpiarse debidamente los dientes por sí solo. En esos casos es el cuidador quien debe realizar esta tarea. De igual manera, si la persona mayor usa una prótesis dental hay que limpiarla debidamente todos los días. A fin de cuentas, es un posible foco de infecciones. Y, por tanto, debemos limpiar cada parte de la prótesis con detenimiento.

 

A tener en cuenta en la higiene bucal de adultos mayores

Las prótesis dentales hacen la vida más fácil, pero hay que extremar las precauciones y la atención en su limpieza. Otro punto que hay que tener en cuenta es que las personas mayores son más propensas a padecer caries y deterioro en los dientes y encías. Este hecho implica que haya que hacer un seguimiento más regular con el dentista para prevenir complicaciones.

Un trastorno común que se acrecenta en las personas mayores es la sequedad en la boca. Este hecho puede dañar los dientes y es muy importante revisarlo con un especialista. ¿Qué es lo que provoca esta sequedad? Existen diversas razones, como pueden ser algunos trastornos médicos o las contraindicaciones del uso de ciertos medicamentos.

Los dientes necesitan cuidarse en todos sus aspectos. De ahí que la alimentación de las personas mayores debe ser saludable y equilibrada. Al conseguir los dientes todos los nutrientes es más fácil mantener una boca sana y cuidada.

 

Cuidado de los pies en las personas mayores

Con el paso del tiempo, los pies de las personas mayores requieren un cuidado especial. A continuación te contamos nuestras recomendaciones para mantener unos pies saludables:

  • Hidratar los pies a diario.
  • Remojar los pies con agua caliente en caso de sentir cansancio o dolor en los pies. Después hay que secarlos bien.
  • Evitar prendas ajustadas como los calcetines.
  • Utilizar un calzado cómodo

 

Siguiendo estas simples recomendaciones, además de visitar al médico en caso de inestabilidad o dolor, puede hacer más fácil la higiene y el cuidado en los pies. De esta manera podremos disminuir las posibilidades de una caída y, al mismo tiempo, incrementar la seguridad de los adultos mayores al andar.

5 comentarios

Dejar una Respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.