Ejercicios de relajación para niños

800 532 Noticias sobre el cuidado | Familliados

En la infancia hay un proceso de aprendizaje continuo, y uno de ellos es el manejo de las emociones. Por eso, nada mejor que explicarte unos ejercicios de relajación para niños para calmarlos cuando están agitados.

En la misma línea de lo expuesto anteriormente, creemos que también te puede resultar interesante conocer ciertas películas para trabajar las emociones con los niños y las mejores actividades para niños en casa.

Beneficios de los ejercicios de relajación para niños

Al no poder controlar sus sentimientos, los más pequeños recurren al llanto, al enfado e incluso a la agresividad como vía de escape. Si ya como adultos nos cuesta mucho mantener la estabilidad emocional sin caer en los extremos de la tristeza y el enfado… ¿cómo no va a ser difícil para los niños?

Los beneficios de los ejercicios de relajación para niños son innumerables, y hay que conocerlos para ir adecuándolos a la personalidad de tus hijos. Las técnicas de relajación no funcionan igual para todos los niños, pero sí que tienen un nexo de unión que abre la llave para que la mente del niño haga clic y regule las emociones que lo alteran. A continuación queremos enseñarte todos los beneficios que pueden aportar los ejercicios de relajación:

  • Reduce notablemente la tensión muscular del niño.
  • Los niños aprenden a controlar la alteración de sus emociones que los lleva a explotar.
  • Consigue mejorar los trastornos del sueño en la infancia.
  • Ayuda a que el niño tenga una mayor capacidad de concentración.
  • Rebaja la ansiedad acumulada por los niños.

Como has podido comprobar, todos estos beneficios hacen que, en general, se mejore el estado de bienestar de los niños.

 

Técnicas de relajación para bebés de 0 a 3 años

Los bebés no son tan autónomos como los niños, y por tanto la implicación como padres y madres debe ser mayor porque tienen una menor participación. Para esta época, te recomendamos las siguientes técnicas de relajación para bebés de 0 a 3 años:

  • Bote de la calma. Es uno de los ejercicios más conocidos del método Montessori. Consiste en agitar un bote de purpurina, que asemeja el estado de rabia del bebé, que ve cómo el caos deja lugar a la calma cuando la purpurina deja de moverse. Por si te interesa, te invitamos a que leas las mejores actividades Montessori para niños por edades.
  • Masajes. Los masajes con aceite en un entorno cálido mejoran la ansiedad del bebé. A diferencia del bote de la calma, no le puedes dar un masaje cuando está en plena rabieta, ya que no se dejará. Pero si aprovechas los momentos más tranquilos del día para darle masajes, controlarás que no llegue a esos picos de agitación.
  • Música relajante. La música es capaz de modificar el estado de ánimo de las personas, y más si cabe cuando son bebés. La música relajante tiene un efecto paulatino, hasta que por arte de magia el cerebro se va olvidando del motivo de su estrés o angustia. La musicoterapia, en realidad, sirve para todas las etapas del niño y del adulto.

 

Ejercicios de relajación para niños de 3 a 7 años

Al dejar de ser bebés, los niños adquieren más capacidades motoras y emocionales. Por lo tanto, en esta etapa les podemos hacer más partícipes. Te descubrimos los mejores ejercicios de relajación para niños de 3 a 7 años:

  • Ejercicio de la hormiga. Por medio de esta técnica de respiración, pondremos al niño en la situación de respirar como un animal pequeño como la hormiga o un animal grande como el león. La hormiga respira lenta y profundamente, mientras que el león lo hace rápido y fuerte. De esta forma aprenderá que la manera correcta de respirar es la de la hormiga.
  • Ejercicio del globo. El ejercicio del globo funciona muy bien con niños con Trastorno por Déficit de Atención e Hiperactividad (TDAH). En él, el niño debe llenar sus pulmones de todo el aire que pueda, para después exhalarlo lentamente en el globo. Repetir este ejercicio varias veces seguidas ayudará enormemente.
  • Abrazar a un peluche. Esta técnica consiste en hacer que el niño imagine que es la madre o el padre del peluche y que le quiere mucho mucho. En este ejercicio tendrá que abrazar con fuerza al peluche, creando una tensión muscular en el niño que debe ir soltando poco a poco para no hacer daño al peluche.

 

Técnicas de relajación para niños de 7 a 12 años

En esta etapa de la niñez, los niños tienen mayor control de sus emociones y de su cuerpo. Por consiguiente, las técnicas de relajación para niños de 7 a 12 años pueden ser más complejas. Conforme los niños van creciendo, es importante que les expliques, ahora sí, que estos ejercicios les van a servir para calmar su ansiedad. De esta manera, estarás respondiendo a su gran pregunta aunque no te la hagan abiertamente: ¿por qué?

A continuación te mostramos unos ejemplos que pueden serte de utilidad:

  • Pintar mandalas. Colorear mandalas tiene muchos beneficios. Uno de ellos es que fomenta la paciencia, además de desarrollar la concentración por ser un trabajo manual y delicado.
  • Yoga o mindfulness. Aunque el yoga y el mindfulness se puede realizar en edades más tempranas, es a partir de los 7 años cuando más atención pueden prestar. Y en el caso del yoga, por ejemplo, pueden replicar las posturas de los animales por lo que se relajan mientras se divierten.
  • El robot y el muñeco de trapo. El robot está hecho de metal y es rígido, mientras que un muñeco de trapo es blando y flexible. Por este motivo, el niño tiene que hacer de robot de forma que sus músculos se tensionen, para después imitar a un muñeco de trapo y dejar que todas sus extremidades se relajen.

 

Como has comprobado, cada edad tiene unos ejercicios que se recomiendan para que el niño poco a poco vaya aprendiendo a calmarse por sí solo. Nos gustaría saber tu opinión en este apartado, por lo que te animamos a que nos dejes un comentario indicando las técnicas que a ti te funcionan con tus hijos para relajarlos.

1 comentario

Dejar una Respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.