Dolor abdominal crónico en niños

Dolor abdominal crónico en niños

900 469 Noticias sobre el cuidado | Familliados

Una de las dolencias infantiles más comunes es el dolor abdominal crónico en niños. Es una dolencia molesta que los padres además no pueden determinar su gravedad o su grado de dolor. Uno de cada cuatro niños desarrolla dolor abdominal que dura más de 3 meses a la vez. Esto sucede en algún momento entre los 3 y los 18 años de edad.

El dolor abdominal crónico es una de las razones más comunes que causa incertidumbre en los padres. A fin de cuentas, tanto las causas como los síntomas son muy diversos, y determinar el foco del dolor no siempre es sencillo.

El dolor abdominal crónico es un dolor de estómago en niños que generalmente dura más de 2 meses y no responde a los tratamientos tradicionales. A menudo, el niño ha sido tratado por acidez, gastritis o dispepsia. Se les administran remedios caseros, desparasitación, antibióticos y medicamentos contra la acidez repetidamente durante semanas o meses.

El dolor abdominal también es la principal causa de ausentismo escolar. Puede causar una baja autoestima en los niños y una sensación de impotencia en los padres en ausencia de un tratamiento adecuado. También afecta al apetito del niño y puede llevar a un crecimiento pobre.

 

¿Por qué tienen los niños dolor abdominal?

Hay una gran cantidad de razones por las cuales un niño puede experimentar dolor abdominal. Podría ser tan simple como el estreñimiento o tan grave como la enfermedad celíaca o la enfermedad inflamatoria intestinal. El dolor abdominal crónico en los niños que no responden a los tratamientos tradicionales podría ser un indicio de que existe alguna enfermedad subyacente y debe ser investigada.

En los niños, la ubicación del dolor no predice realmente la razón del mismo. Por lo tanto, se necesita un enfoque gradual para ver todas las causas posibles. El retraso en el diagnóstico y el tratamiento puede tener efectos perjudiciales sobre el crecimiento de los niños.

 

Causas del dolor abdominal crónico en niños

A continuación te contamos cuáles pueden ser algunas de las causas del dolor abdominal crónico recurrente en los niños. Si el tratamiento inicial o el medicamento para el dolor abdominal en el niño no funciona, entonces nuestra recomendación sería pedir cita a un gastroenterólogo pediátrico.

  • Enfermedad celíaca
  • Alergia o intolerancia alimentaria
  • Enfermedad de reflujo ácido
  • Trastornos pancreáticos
  • Intolerancia a la lactosa
  • Enfermedad inflamatoria intestinal
  • Estreñimiento
  • Apendicitis
  • Enfermedad del hígado y vesícula biliar

El diagnóstico y tratamiento temprano del dolor abdominal en niños es muy importante. De no ser así, algunas de las afecciones pueden requerir intervención quirúrgica. De ahí que para evitar riesgos y complicaciones, ante cualquier síntoma en el niño es mejor consultarlo con el médico.

 

Síntomas y recomendaciones para el dolor abdominal crónico en niños

El dolor abdominal funcional es la causa más común de dolor abdominal crónico. Es un diagnóstico específico que debe distinguirse de las causas anatómicas, infecciosas, inflamatorias o metabólicas del dolor abdominal. El dolor abdominal funcional se puede clasificar como uno o una combinación de: dispepsia funcional, síndrome del intestino irritable, migraña abdominal o síndrome del dolor abdominal funcional.

El dolor abdominal funcional generalmente puede ser diagnosticado correctamente por el médico de atención primaria en niños de 4 a 18 años de edad con dolor abdominal crónico. Estos son los síntomas más comunes del dolor abdominal crónico en niños:

  • Pérdida de peso involuntaria
  • Vómitos significativos
  • Dolor persistente en el cuadrante superior
  • Pérdida de sangre gastrointestinal
  • Desaceleración del crecimiento lineal
  • Fiebre inexplicable
  • Diarrea grave crónica

 

El niño con dolor abdominal funcional se evalúa y trata mejor en el contexto de un modelo de atención biopsicosocial. Al mismo tiempo, también se pueden realizar pruebas si el dolor disminuye significativamente la calidad de vida del niño.

Se recomienda que se establezcan objetivos de tratamiento razonables frente al dolor abdominal. Aunque no se consiga la desaparición completa del dolor al comienzo, el objetivo principal debe ser regresar a una vida normal. Para ello, se puede alentar el regreso a la escuela identificando y abordando los obstáculos para la asistencia a la escuela.

Para un correcto tratamiento de un niño con dolor abdominal, la educación de la familia es una parte muy importante. Se debe explicar en un lenguaje que entienda toda la familia el dolor que padece el niño. Aunque el dolor sea real, lo más probable es que no haya una enfermedad grave o crónica subyacente. El dolor abdominal funcional se puede comparar con un dolor de cabeza, un trastorno funcional experimentado en algún momento por la mayoría de los adultos, que rara vez se asocia con una enfermedad grave.

A modo de resumen, podemos decir que el dolor de abdomen en los niños no es necesariamente alarmante. Pese a ser un dolor común, no obstante, hay que estar atentos a sus síntomas y consultarlos con el médico si se alarga en el tiempo. Un diagnóstico precoz es el mejor remedio, y nadie mejor que un especialista médico para determinar la gravedad del dolor abdominal del niño.

1 comentario

Dejar una Respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.