Día de la Madre, ¡felicidades a todas las madres del mundo!

800 532 Noticias sobre el cuidado | Familliados

Hoy es su día. El día de todas las madres. Ser mamá son palabras mayores. Este simple término, compuesto por tan solo cuatro letras, dos de ellas iguales, abarca un sinfín de sentimientos y sensaciones. Al fin y al cabo, como hemos escuchado en miles de ocasiones; Madre no hay más que una.

Desde Familiados queríamos felicitar a todas esas madres luchadoras, cariñosas y soñadoras que han dedicado o dedican mucho tiempo de su vida al cuidado de sus hijos. Protegiéndolos, siempre atentas, con ese instinto materno que tanto las caracteriza, que siempre las tiene alerta y que las acompaña hasta el fin de sus días. Por ello, queremos contaros la historia de algunas mamás de Familiados.

Natalia, mamá de Denisa

“Desde joven siempre he tenido la idea de acoger a un menor con Síndrome de Down. Cuando la conocí yo ya sabía que Denisa sería mi hija para toda la vida, fue un momento maravilloso, muy emocionante. Tener hijos y formar una familia es el mayor reto que puede tener una pareja”

Visi, madre de Leire y Maider

“En casa vivimos mis dos hijas y yo. Mi hija mayor, Maider, de 34 años tiene discapacidad intelectual y mi hija pequeña Leire de 24 años. De lunes a viernes, Maider va al centro de día Monjardín-Las hayas, situado en Sarriguren. Yo me organizo para llevarla a la mañana, trabajar y recogerla a la tarde, para después darnos un paseo juntas o ir a tomar un café».

Aurora, madre dos hijas

“Tradicionalmente el cuidado de las personas se les ha asignado a las mujeres. Se considera algo natural de ellas. Es algo cultural y social. Está demostrado que las diferencias de género en el tiempo dedicado al trabajo remunerado y a las actividades no remuneradas, suponen que la conciliación es mucho más exigente para las mujeres, en comparación con los hombres”.

Leire, madre de Lander, Enara y Laia

“Nosotros íbamos a por nuestro primer hijo y llegaron tres. Ser madre es un reto apasionante. Ver como crecen tus hijos, dedicarles tu cariño, tu tiempo, tu vida, es algo incomparable a nada”.

Emilia, madre de dos hijas

“Mi marido y yo tuvimos dos hijas. Ser madre es lo más maravilloso del mundo. Ahora que estoy en la residencia, cuando mis hijas vienen a visitarme es lo que más ilusión me hace. Una es profesora y la otra informática, me siento muy orgullosa de ellas”.