Causas, síntomas y tratamiento de la deshidratación en bebés

Deshidratación en bebés

900 469 Noticias sobre el cuidado | Familliados

Llega el verano y con él las temidas olas de calor. Con las altas temperaturas es más fácil que haya deshidratación en bebés. Por esta razón, queremos explicarte cuáles son los síntomas, sus causas y cómo tratar la deshidratación.

El vínculo emocional y afectivo que se crea con tu bebé hace que sufras cada vez que lo ves mal. Por eso, es normal sentir preocupación cuando ves que no puede beber líquidos. A fin de cuentas los bebés, al igual que las personas mayores, se deshidratan con mayor velocidad, por lo que hay que actuar cuanto antes.

¿Cómo saber si el bebé está deshidratado?

Nadie te enseña a ser padre. Es algo que se aprende con el paso del tiempo, y una de las cosas que primero debes conocer es si el bebé está deshidratado. Conocer los signos de deshidratación en tu bebé hará que puedas remediarlo rápidamente. De no hacerlo, las consecuencias de la deshidratación pueden ser muy graves. De ahí la necesidad de saber cuándo y cómo actuar.

El mayor problema al que nos enfrentamos cuando no hay suficiente líquido, es que el cuerpo no puede trabajar correctamente. Esto es debido a que se altera el equilibrio de los minerales que permiten que todas las partes del cuerpo funcionen de manera adecuada.

 

¿Cuáles son los síntomas de la deshidratación en bebés?

Los bebés en particular pueden deshidratarse muy rápidamente si tienen diarrea. Sus pequeños cuerpos, a diferencia de los adultos, tienen reservas de líquidos relativamente pequeñas. Al mismo tiempo, su tasa metabólica es alto y hace que sea fácil perder el agua y los electrolitos que el cuerpo necesita para funcionar. Si no se reemplazan los líquidos, el resultado puede ser crítico en cuestión de días.

A continuación te describimos algunos de los signos de deshidratación que tienes que tener en cuenta en bebés:

  • Irritabilidad.
  • Boca seca.
  • Usar un menor número de pañales.
  • Sed.
  • Disminución o ausencia de lágrimas cuando gritan o lloran.
  • Somnolencia.
  • Los ojos o la fontanela están hundidos.
  • El bebé tiene menor elasticidad en la piel.

 

Causas de la deshidratación en bebés

Ya hemos visto que la deshidratación en bebés se da cuando de sus cuerpos sale más líquido del que entra. Estas son las causas más comunes de deshidratación en bebés:

  • Vómitos.
  • Diarrea.
  • Fiebre.
  • Sudoración.

 

Tratamiento para bebés deshidratados

Al subir las temperaturas en días calurosos, o debido a las diarreas o vómitos del bebé, hay que tomar medidas para evitar su deshidratación. La manera más eficaz es dándoles una solución de rehidratación oral (SRO).

En este punto, debemos valorar si el bebé tiene más o menos de 6 meses. Si es menor de seis meses, la mejor hidratación es la que le proporciona la leche materna. De no ser posible, hay compuestos que venden en farmacias que te pueden servir. Si tu bebé ya ha cumplido seis meses, podemos añadir agua para rehidratarlo. Estas serían las medidas a tomar cuando tu bebé está deshidratado:

 

Deshidratación por vómitos y diarrea

En el caso de que tu bebé no cese sus vómitos, hay que ofrecerle soluciones rehidratantes orales. Se debe hacer en pequeñas cantidades para que vaya tolerando el líquido. Para ello, le daremos pequeñas cucharas cada pocos minutos. Conforme vaya tolerando mejor las soluciones orales, podremos ir aumentando la cantidad de cucharadas que le ofrecemos.

Cuando tu bebé tiene diarrea, hay que focalizar los esfuerzos en devolver a su cuerpo todos los líquidos y sales minerales. Para ello, no dudes en preguntar a tu farmacéutico de confianza ya que te ofrecerá la mejor solución de rehidratación.

En el supuesto de que tu bebé siga alimentándose con leche materna, esa solución rehidratante habrá que dársela entre toma y toma. De lo contrario, es más aconsejable darle primero la solución rehidratante y acto seguido el biberón.

Cuando nuestros esfuerzos en hidratar a nuestro bebé no funcionan y sigue sin tolerar el líquido, es cuando debemos acudir rápidamente a urgencias. Las consecuencias pueden ser muy graves y en el hospital podrán estabilizar la deshidratación con celeridad.

También te puede interesar leer:

Cuidadoras de bebés a domicilio
Nuestros post en el blog sobre los cuidados del bebé
12 consejos para padres primerizos

1 comentario

Dejar una Respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.