Cuidados al final de la vida de personas con demencia

800 532 Noticias sobre el cuidado | Familliados

Las personas con demencia tienen una vida llena de desafíos. Debido a la degeneración cognitiva, la demencia es la causante de una pérdida gradual para recordar o pensar. Este hecho es una losa para sus cuidadores, que ofrecen apoyo incondicional hasta el final de la vida pero que encuentran grandes obstáculos por el camino al no tener siempre la certeza de saber qué es lo que necesita el paciente.

El final de la vida de las personas con demencia es un momento delicado, con decisiones que no son fáciles de tomar y que además afectan a la calidad de vida del ser querido. De ahí que queramos hablar sobre este tema como muestra de apoyo y comprensión hacia todas esas familias que están en una situación como la descrita.

No te pierdas

El avance de la demencia hasta el final de la vida

Desde el momento en el que se detectan los primeros síntomas de la demencia comienza un largo trayecto de incertidumbre y cuidados especiales. Por norma general, los síntomas avanzan de forma lenta. Y, además, de una manera impredecible.

Llegada la etapa final de una enfermedad asociada a la demencia como es el Alzheimer, los expertos coinciden en unas señales de alerta. Son las siguientes:

  • Problemas de alimentación que impiden tragar correctamente.
  • Imposibilidad de hacerse entender o comunicarse con el habla.
  • Movilidad reducida de la persona, quien necesita ayuda para hacerlo.
  • Precisa asistencia para poder realizar las actividades diarias, ya sean de aseo, alimentación o su propio cuidado.

 

Apoyo para los cuidadores

Los cuidadores de personas con demencia son muy vulnerables. Todos los días se enfrentan a situaciones de estrés, de tristeza, de enfado, de pequeños grandes logros y de enormes retrocesos. Dan lo mejor de sí mismos para cuidar de unos seres queridos que, en muchas ocasiones, pierden su razón y no llegan a ser capaces de reconocerlos siquiera. Es, por este motivo, que los cuidadores requieren todo nuestro apoyo, tanto de la sociedad en general como de todos los estamentos que componemos el cuidado de personas.

Llegado el momento al final de la vida de una persona con demencia, los cuidadores llegan a sentir una sensación de alivio. Si te sucede a ti, no te sientas culpable. Es un sentimiento habitual, pues la carga que has sufrido tanto tú como tu ser querido y la familia es tan grande, que debe liberarse. La exposición a semejante responsabilidad en el cuidado y carga emocional, hace que se sufra mucho cuando se acerca la muerte. Pero, al mismo tiempo, es normal y necesario coger de la mano esa sensación de alivio. De hecho, te reconfortará en los instantes finales y te quedarás en paz tras tantas muestras de afecto, esfuerzo y dedicación hacia tu ser querido.

 

No te pierdas

 

Elegir las opciones del cuidado en los instantes finales

Una vez haber detectado las señales que marcan un indicio al final de la vida de la persona con demencia, hay que tomar decisiones difíciles. Durante la enfermedad también, pero es en esta última etapa cuando esas decisiones se vuelven todavía más complicadas de tomar. Entre estas decisiones, te puedes encontrar con las siguientes, que afectarán a la calidad de vida de tu ser querido en sus instantes finales:

  • Decidir si tomar medicamentos para retrasar los síntomas.
  • Evaluar los efectos secundarios, riesgos y beneficios que ocasionan los medicamentos.
  • Considerar los objetivos reales en el cuidado.
  • Consensuar con la familia el tratamiento a seguir, en el que decidir un tratamiento basado en el bienestar de la persona o en la de mantener sus habilidades por más tiempo.

 

Desde Familiados te ofrecemos toda nuestra ayuda

Como puedes comprobar, las decisiones que hay que tomar en los últimos días o semanas de vida de una persona con demencia no son sencillas. La calidad de vida, salud física y mental se deterioran, y un tratamiento agresivo puede no marcar la diferencia en los estados más graves. No obstante, antes de tomar cualquier decisión en caliente, lo mejor es tomar una decisión basada en la reflexión. Y buscar de esta manera la opción correcta junto al resto de familiares y cuidadores.

En Familiados contamos con cuidadores profesionales y altamente cualificados que te pueden ayudar en estos momentos tan duros. Encuentra la ayuda que necesitas tanto a domicilio como en hospitales para planificarte, tomarte un respiro y dar a tu ser querido ese último apoyo que tanto merece y necesita.

 

Fotografía – rawpixel (freepik)