Consejos para saber cómo tranquilizar a un enfermo de Alzheimer

Cómo tranquilizar a un enfermo de Alzheimer

800 532 Noticias sobre el cuidado | Familliados

Hay situaciones en las que, sin una experiencia previa, no sabemos muy bien cómo reaccionar. Hablamos, por ejemplo, de cómo tranquilizar a un enfermo de Alzheimer. La agresividad suele ser una característica en las personas con Alzheimer cuando pierden la calma, y hay que saber cómo manejar esta situación para calmarlas.

En el caso de que tengas dudas acerca de la enfermedad, no dejes de revisar nuestro post en el que te explicamos la manera de reconocer las primeras señales del Alzheimer.

Agresividad en Alzheimer

Tal y como te hemos mencionado anteriormente, la agresividad en Alzheimer es una situación que te vas a encontrar como cuidador. Antes de nada, debes prepararte emocionalmente, ya que tu ser querido no actúa de esta manera por iniciativa propia. Es la enfermedad del Alzheimer la que provoca este comportamiento y, por tanto, hay que prepararse para ello.

 

 

Causas de la agresividad en Alzheimer

En las personas con Alzheimer no es fácil determinar las causas exactas de su comportamiento agresivo, pero sí que hay unas características que se pueden repetir. Son estas:

  • Otro tipo de enfermedad o malestar latente
  • Frustración
  • Presiones o exigencias que les realizamos

 

Cómo tranquilizar a una persona con Alzheimer

Si te estás preguntando cómo tranquilizar a una persona con Alzheimer, la primera de las recomendaciones que te podemos dar es que anotes todo en un diario. Aunque parezca trivial en un primer momento, tener la información por escrito de los brotes de agresividad de una persona con Alzheimer, ayuda enormemente. Únicamente con esta información no vas a aprender cómo calmar a una persona, ya que hay que saber interpretar esa información. De ahí que lo ideal, sería hacer lo siguiente:

  • Apuntar el día y la hora de cuando tu ser querido se vuelve agresivo.
  • No esperar y, una vez calmado, describir lo mejor que puedas la situación que le ha llevado a ese estado de agresividad.
  • Buscar los patrones que puedan coincidir con el paso de un estado de calma a uno de agitación.
  • Intentar evitar esos patrones, que pueden ser la manera en la que hablamos, horarios, comida, un objeto…

 

Es cierto que debemos saber cómo tranquilizar a un enfermo de Alzheimer, pero no es menos cierto que es más sencillo tratar de evitar que se llegue a esa situación. Prevenir la agitación de tu ser querido, hará que os tengáis que enfrentar a menos circunstancias extremas. Y esa es la mejor noticia para la persona con Alzheimer y para ti. Para ello, lo mejor que puedes hacer es que tu ser querido viva en un lugar tranquilo, así como acostumbrarle a llevar una vida marcada por rutinas. Eso hará que se puedan evitar más fácilmente las situaciones agresivas. Si te interesa más el tema del Alzheimer, puedes profundizar más en la web de la Confederación Española de Alzheimer.

 

Cómo tratar a un enfermo de Alzheimer agresivo

Para abordar reacciones agresivas de una persona con Alzheimer, como hemos visto, la mejor opción siempre va a ser la prevención. No obstante, llegados al punto de que no hayas podido evitar su tensión y malestar, hay una serie de pautas y consejos que te ayudarán a calmarlo. Son estos:

  • Tu sonrisa transmitirá cercanía y será un primer paso para reducir su angustia.
  • Busca el contacto visual.
  • Acércate despacio y con cautela a la persona con Alzheimer y llámale por su nombre.
  • No levantes la voz y habla despacio. Te puedes ayudar del lenguaje no verbal para transmitir mejor tranquilidad y amor.
  • En el momento de hablar, utiliza frases cortas y directas para que te entienda mejor.
  • En el caso de que le hagas preguntas, procura que sean preguntas de fácil respuesta, del tipo de un «sí» o un «no».
  • Toca a tu ser querido suavemente y comprueba su reacción. Hay a personas que les ayuda el contacto físico moderado, pero en otras personas puede provocar el efecto contrario.
  • Ante estas situaciones, no siempre te va a reconocer. De ahí la importancia de llamarle por su nombre e intentar hacerle entender tu relación con esa persona.
  • En el caso de que haya ruidos, busca la manera de hacer que el entorno vuelva a estar tranquilo.
  • No intentes obligarle a realizar tareas que están por encima de sus capacidades, tanto físicas como emocionales.

 

Puede que después de haber seguido estos consejos, te puedas encontrar ante una situación en la que no hayas sabido cómo tranquilizar a un enfermo de Alzheimer. Hay ocasiones en las que tu presencia puede empeorar el estado de tu ser querido. Por este motivo, hay momentos en los que lo mejor puede ser dejar espacio hasta que el enfermo se tranquilice.

 

Familiados te ayuda con los enfermos de Alzheimer

Cuidar a una persona con esta enfermedad tan cruel no es sencillo. El cuidado prolongado, puede acabar por verse reflejado en un síndrome del cuidador. De ahí que toda ayuda es crucial para poder mantener la energía y estado de salud. En Familiados contamos con un servicio de cuidadores de enfermos de Alzheimer a domicilio. Gracias a él, nuestros profesionales de la salud te ayudarán a tomar ese descanso que es tan necesario para que puedas seguir ejerciendo de cuidador. Y, al mismo tiempo, tu ser querido estará en las mejores manos con personas de gran calidad humana, conocimientos y experiencia.

 

Y en tu caso, ¿sabes cómo calmar a un enfermo de Alzheimer? ¿Qué recomendaciones le podrías dar a otras personas para que puedan llevar esta situación de la mejor manera posible? Te dejamos abierta la caja de comentarios para conocer tu historia.

Dejar una Respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.