Cómo destetar a niño de dos años

Cómo destetar a un niño de 2 años

900 469 Noticias sobre el cuidado | Familliados

La ciencia y los pediatras siempre nos hablan de los beneficios que aporta la leche materna a un bebé. Conforme van creciendo, sin embargo, cada vez es más difícil que como madre puedas compaginar la vida personal y profesional. Por este motivo, hoy te queremos hablar de cómo destetar a un niño de 2 años.

No hay una fecha concreta en la que esté indicado interrumpir la lactancia. A partir de los seis meses de edad la leche materna deja de ser el único alimento del bebé, por lo que tu propia situación personal o tu bebé será quien determine la hora del destete.

Según la recomendación de la Organización Mundial de la Salud (OMS), desde los 6 hasta los 24 meses de edad compaginaremos leche materna con otros alimentos. A partir de los 2 años y hasta los 7 años es cuando comenzaría el destete natural. Aunque, como decimos siempre, los plazos siempre vienen marcados por tu situación personal. A fin de cuentas, puede venir otro bebé y no tener leche materna suficiente para los dos, que tengas problemas para amamantar a tu bebé desde el principio o que no puedas compaginar tu trabajo con amamantar.

 

Técnicas para destetar a tu hijo de dos años

Nos gustaría decirte que sí, que hay una técnica mágica para quitar el pecho a tu bebé. La realidad, no obstante, es que no es fácil privar a tu hijo del pecho que le ha calmado, ayudado a dormir y alimentado desde que nació. Ante todo, debes de ser paciente, comprender cómo se siente tu hijo y hacer todo lo posible para que comprenda que ha llegado el momento de dejar de darle pecho.

A continuación te describimos una serie de trucos que te ayudarán en el proceso de destetar a tu hijo:

 

Reducir las tomas

Reducir las tomas a tu hijo puede no ser la forma más rápida de destetarlo, pero sí una técnica que lo puede ir preparando. De este modo, una opción es ir reduciendo una toma semanalmente hasta que el niño pueda alimentarse con vaso, por biberón o con otros alimentos. Si quieres seguir dándole leche materna tendrás que hacer uso de un sacaleches.

 

Sustituir el pecho

Cuando te hablamos de sustituir el pecho, no te recomendamos que lo hagas por un chupete o permitiendo que se chupen el dedo. Esto podría solucionar el problema del pecho, pero estarías incentivando uno nuevo, que es el de quitar el chupete. Por este motivo, nuestra recomendación es darle un alimento que sustituya la leche, evitando a toda costa los dulces o comida procesada. Si te pide la teta porque tiene sed, en este caso tendrías que sustituir la leche materna por agua, zumos naturales o frutas refrescantes como la sandía.

 

Cambiar el lugar donde te sientas para dar de mamar

A los niños, al igual que a los adultos, les gustan las rutinas y las costumbres. Por este hecho, si tienes un lugar asignado en casa para sentarte a darle de mamar, la mejor idea es dejar de hacerlo. Si tu hijo no ve que te sientas en el lugar donde le das de mamar, empezará a dejar de asociarlo en su cabeza y cada vez tendrá menos necesidad.

 

No ofrecer, no rechazar

En el destete hay una regla que funciona muy bien. Te hablamos de la regla de no ofrecer y no rechazar.  ¿Y en qué consiste esta técnica? Con el paso de los meses, por norma general los niños dejan de pedir la teta únicamente por hambre o por sed, ya que además hay otros alimentos que los sustituyen. Por este motivo, si tu hijo no te pide teta, no se la ofrezcas.

Por otro lado, si tu bebé te pide teta lo mejor es no oponer resistencia. Este truco no será rápido pero sí efectivo, por lo que te animamos a probarlo.

 

Tiritas en el pecho

Los niños pequeños, cuando quieren algo, no entienden a razones. Da igual lo mucho que expliques algo, pues ni lo van ni lo van a querer entender. No obstante, un truco para evitar dar de mamar es ponerte tiritas en los pechos. Lógicamente, con solo decir a tu hijo que tienes pupa y que no tienes leche no va a ser suficiente. Llorará, no estará conforme y puede que se ponga agresivo, pero paulatinamente lo irá asimilando. Para ello, un truco es hacerle ver que ya no sale más leche de la teta y que ahora tiene que beber de un vaso o biberón. Los primeros días puede que no funcione y que sean duros, pero es una manera en la que muchas madres han conseguido el destete en menos de una semana.

Dejar una Respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.