Actividades para hacer con niños en verano

Actividades para hacer con niños en verano

900 469 Noticias sobre el cuidado | Familliados

Los meses estivales son propicios para estar en la calle y disfrutar con los más pequeños de la casa. Al acabar el colegio, llega el momento de pensar en actividades para hacer con niños en verano.

La imaginación es algo que debemos entrenar en verano, ya que los niños disponen de todo el día libre. Su cuerpo y su mente necesita quemar energía, seguir teniendo nuevos estímulos y descubrir cosas nuevas. El verano es ideal para seguir aprendiendo, pero esta vez con actividades, juegos y sin necesidad de exámenes.

Las actividades de verano para los niños deben ser diferentes y combinarse entre ellas. De este modo, lo ideal es mezclar el deporte con manualidades, juegos y excursiones. Sigue leyendo porque vamos a darte ideas frescas para realizar este verano con tus hijos. ¡Allá vamos!

 

10 actividades divertidas de verano para tus hijos en 2019

Vamos a darte 10 ideas de actividades para hacer con tus hijos este verano. Pero, si te gusta el listado, iremos añadiendo y completando más actividades en él para que siempre encuentres algo original que hacer. ¡Y no te olvides de darnos ideas en los comentarios!

 

Disfruta con tus hijos de las fiestas locales del pueblo, barrio o ciudad.

El verano es la fecha elegida por la mayoría de municipios para celebrar sus fiestas patronales. ¿Qué niño no disfruta con las atracciones y la música?

 

Realizar figuras con plastilina de colores

Es algo que se puede preparar en menos de 10 minutos, es barato y muy fácil de hacer. ¡Descubre el arte que pueden crear tus hijos con sus propias manos!

 

Ir a visitar la biblioteca

A veces asociamos una biblioteca con estudiar, pero debemos hacer ver a nuestros hijos que es un universo lleno de posibilidades. Además de libros, las bibliotecas también disponen de otras actividades y juguetes diseñados para cada edad. De hecho, se pueden escuchar audiolibros, leer revistas o jugar a juegos educativos en el ordenador.

 

 

Ir a pasear en bicicleta

Si tus hijos son todavía muy pequeños, puedes acoplar una silla o un remolque a tu bicicleta. De ser más mayores, los niños pueden seguirte por caminos y disfrutar del ocio, deporte y naturaleza al mismo tiempo.

 

Pintar piedras

Las piedras se encuentran en casi todas partes. ¿Por qué no pintarlas de diferentes colores o dibujarles caras? Los niños se van a divertir mucho y después, además, pueden servir de decoración de la casa o incluso añadirle un pequeño imán y colgarlo de la nevera. ¡Es muy divertido!

 

Practicar senderismo

Hay que motivar a los niños para que sean activos y desarrollen sus músculos y psicomotricidad. Caminar, además, sale gratis, por lo que elige una ruta de senderismo fácil para ir con tus hijos. Si construyes un hábito desde pequeños, a los niños les encantará la naturaleza y aprenderán a respetar el medio ambiente.

 

Hacer helado

Que nadie se engañe, el helado no es algo que le guste únicamente a los niños. ¿Por qué no probar a que tus hijos hagan sus propios helados en verano? En Internet existen multitud de recetas, y basta con unos moldes, algo de fruta, agua y/o yogurt para refrescarse.De este modo, además, te podrás permitir tu propio capricho helado.

 

Volar una cometa

En verano, más allá de los días de tormenta, por lo general suele hacer buen tiempo. Elige un área despejada para llevar a tus hijos a correr y volar una cometa. Con esta actividad, enseñarás a tus hijos a coordinar sus movimientos, sin olvidar algo que les cuesta asimilar: tener paciencia. De esta forma, un día cualquiera de verano se puede convertir en algo especial y divertido.

 

Ir a un parque acuático

Cuando el calor aprieta, hay días que es imposible estar en casa o en la calle. Una de las mejores opciones es ir a un parque acuático. Por un lado, haremos a los niños los más felices del mundo, mientras que nosotros perderemos años y nos convertiremos en niños mientras nos tiramos por un tobogán de agua. ¿Quién se puede resistir a eso?

 

Observar las estrellas

Las noches de verano son cálidas, ideales para abandonar la tecnología y disfrutar de las hermosas vistas que ofrecen las estrellas. Aléjate de las luces de la ciudad, saca unas mantas y contempla las estrellas mientras enseñas a tus hijos los nombres de las constelaciones y su mitología. ¡A los niños les encantan las historias!

 

¿Qué te han parecido estas actividades de verano para niños? ¿Cuál es tu truco para mantener entretenidos a tus hijos en esta época de tanto tiempo libre? No encantará leer tu experiencia en los comentarios.

2 comentarios

Dejar una Respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.