Actividades para activar a las personas mayores en otoño

1024 682 Noticias sobre el cuidado | Familliados

Cuesta habituarse a los cambios de estación. Las horas de luz, los colores, el calor o el frío… afecta en nuestro estado físico y anímico. Por eso, es bueno buscar actividades para personas mayores en otoño, ya que es una buena época para ponernos objetivos que mejoren la salud de nuestros mayores.

Después de un verano caluroso, de hecho, es muy enriquecedor sentir el aire fresco de otoño.

Al mismo tiempo, ver cómo la lluvia comienza a formar parte del paisaje en muchos de nuestros días y cómo las hojas cambian de color, es todo un acontecimiento. Sin olvidar que, a la vez, hacer ejercicio y respirar aire limpio es todo un lujo.

En esta época del año hay que tomar ciertas precauciones, sobre todo las personas con edad avanzada, ya que como bien sabéis, con el otoño llega el frío y es importante armarse de defensas para reforzar la salud y acostumbrarse al frío y a la falta de luz solar.

 

Actividades para personas mayores en otoño

Entre la gente mayor es muy importante mantener las relaciones sociales para evitar la depresión. Para ello, las personas mayores deben seguir una buena alimentación e hidratación. Al mismo tiempo, es necesario mantener el nivel de fuerza y de masa muscular adecuada para evitar caídas que pueden provocar fracturas y otras lesiones.

Una de las maneras con las que se consigue estas recomendaciones, es con la actividad física. Gracias a ella, se trabaja la fuerza muscular y, al mismo tiempo, la fuerza de impacto. Gracias a este ejercicio, se puede mejorar la osteoporosis (degeneración ósea muscular) entre otras muchas dolencias y/o enfermedades.

Para celebrar la nueva estación, hemos reunido 14 ideas de actividades para activar a las personas mayores en otoño. Toma nota de ellas ya que podrás disfrutar muchos con ellas. Todas las actividades, además, son económicas, muy sencillas de realizar y, sobre todo, muy divertidas. Lo único que te hace falta es sacar tiempo para poder pasar más rato con vuestros mayores. ¿Te animas?

 

Láminas para colorear con temática de otoño

Si hay una actividades que pueden disfrutar nuestros mayores, es coloreando y pintando. Llega un momento en la vida en la que nos gustan las mismas cosas que cuando éramos niños, y una de ellas es pintar y colorear. Por eso, en otoño, nuestros mayores pueden colorear tanto en grupo como en solitario. Hay muchas opciones para ello, ya que se pueden descargar plantillas por Internet o comprar libros para pintar con ilustraciones.

Para pintar debemos escoger lo que más le guste a nuestro adulto mayor. De este modo, se puede colorear con lápices de colores, acuarelas, rotuladores, purpurina…

 

Realizar decoraciones

A veces solo nos viene a la mente la Navidad como único momento para decorar nuestra casa. Si se trata de diversión y de ocio, debemos abrir esa mente y dejar que las personas mayores también disfruten decorando el hogar en otoño. En otoño y en cualquier cambio de estación, ya que es divertido y beneficioso.

Si se quiere elegir una buena decoración de otoño, basta con salir a la calle e ir a buscar los detalles que más le representen. De este modo, podemos volver a casa con castañas, hojas rosáceas o marrones, piñas o flores de temporada.

 

Rompecabezas o puzle de otoño

Al aparecer el frío en otoño, hace que apetezca quedarse en casa algún día al calor de un té caliente, buena compañía y música. Si, además, se realiza algún rompecabezas o puzle, la diversión para la tarde está asegurada.

Elige una temática de otoño o la que más guste y disfrutad juntos de una actividad con la que ejercitar la motricidad, memoria y destreza. Y, además, también podéis probar juntos a crear vuestros propios puzles o rompecabezas.

 

Dulces Caseros

Nada mejor que la cocina para disfrutar del otoño con nuestros mayores. Hace calor, se ejercita la mente y además sirve para unir a toda la familia. Las personas de edad pueden participar con los nietos a hacer dulces caseros. Es una relación de afecto que perdurará a lo largo de los años.

 

Actividad física, no hay excusas

Todos los estudios que se realizan relacionados con el efecto que tiene la actividad física en las personas mayores apunta hacia el mismo lado. Es muy beneficioso, mejora tremendamente la calidad de vida y sirve para tener más energía, menos dolores. Por no hablar, claro está, de reducir ostensiblemente la toma de medicamentos.

La lluvia y el frío son impedimentos que enseguida pueden buscar nuestros mayores. En este punto, no hay excusas que valgan. La mayoría de actividades municipales se hacen en salas o polideportivos a cubierto con calefacción. Y, si esto no te convence, en tu propia casa puedes realizar infinidad de ejercicios acordes a tus posibilidades. Lo importante en otoño, precisamente, ¡es mantenerse activo!

 

Anticiparnos a las enfermedades

Hay ciertas enfermedades que son típicas de otoño. Hablamos, claro está, de la gripe y de los catarros. Como medida para prevenirlas, debemos variar la dieta y añadir más vitaminas que nunca. Y, por otra parte, una buena decisión es acercarte al ambulatorio para ponerte la vacuna.

Quizá esta actividad no se pueda catalogar como divertida, pero cuando veas que otros amigos o familiares tienen catarro o gripe y tú no, sabrás valorar lo importante que es la prevención.

 

Alimentación adecuada

Como hemos hablado anteriormente, la alimentación es clave. Más, si cabe, en las personas mayores. Por tanto, recomendamos realizar 5 comidas diarias para fortalecer las defensas y conseguir estar saludables.

Tienes que procurar que las cenas no sean copiosas ni a última hora de la noche. Si son ligeras, la digestión es más rápida y sencilla, lo que hará que las personas mayores duerman mejor por las noches. Tampoco es bueno que pasen muchas horas sin ingerir alimentos y, a poder ser, los desayunos deben aportar mucha energía.

 

Halloween y el otoño

Hace 15 o 20 años pocas personas sabían en España qué era Halloween. A día de hoy, sin embargo, esta fiesta se ha convertido muy popular. Los niños se lo pasan en grande y las personas mayores, como abuelos que son en su mayoría, todavía más.

Prepara un disfraz adecuado, decora tu casa y compra o haz tus propios dulces para regalar a los niños. ¡Seguro que pasas una noche terrorífica y divertida al mismo tiempo!

 

Naturaleza al aire libre

Los paisajes se visten de colores que entran por los ojos en otoño. Que la pereza no sea un impedimento y disfruta paseando al aire libre y contemplando una naturaleza caprichosa. Sin duda, el otoño es el mejor momento para adentrarse en bosques y disfrutar de sus colores. Caminar, además, es una actividad física muy recomendable y que es bueno realizar.

 

Centros Cívicos

Los centros cívicos o clubs de jubilados son lugares perfectos para refugiarse en otoño. Son lugares de encuentro con los que socializar y disfrutar con juegos de mesa, de cartas o realizando actividades que sacan asiduamente y que normalmente están subvencionados. No esperes más, sal a la calle y dirígete a un centro cívico. ¡Harás nuevas y grandes amistades!

Por norma general, además de lo anteriormente mencionado, también se realizan cursos de formación. Es el momento para aprender las nuevas tecnologías o profundizar en aficiones como la fotografía o el arte. Previene el deterioro cognitivo y mantén tu cerebro activo. ¡Verás cómo lo agradeces!

 

Centro de Día

Los centros de Día son lugares propicios para personas mayores que quieren mantener su independencia. Gracias ellos, evitan el aislamiento y les sirve para entablar relaciones sociales y amistades. Al mismo tiempo, ejercitan la mente y pueden realizar actividades físicas controladas.
De igual modo, el ocio no queda atrás, ya que en los centros de Día esta actividad la tienen cubierta con creces las personas mayores.

 

Eventos y tertulias literarias

Si quieres probar una manera diferente de disfrutar el otoño, no dudes en participar en alguna tertulia literaria. Por norma general, se realizan en recintos cerrados o cafeterías. Es una manera estupenda de socializar, conocer a otras personas y dar rienda suelta a la imaginación y la reflexión sobre novelas o poesía.

De este modo podrás activar la mente, dejarte llevar y aprender sin importar la edad que tengas. Será una manera, además, de poder opinar y expresar libremente lo que piensas.

 

Apuntarte como voluntario

El voluntariado sirve para muchas cosas. Por un lado, ayudas a otras personas y, al mismo tiempo, satisfaces la necesidad que tenemos las personas de sentirnos bien con nosotros mismos. Es un recurso social que beneficia a toda la social y la experiencia y conocimiento de las personas mayores es esencial para aportar ayuda y otros puntos de vista.

Por otro lado, a cierta edad las personas mayores necesitan verse útiles. Y, el voluntariado, reúne todas esas cualidades. Beneficia a las personas y te enriquece como persona. Por eso, y porque mejora la autoestima, el voluntariado es una opción muy interesante para nuestros mayores.

 

Banco de tiempo

¿Has oído alguna vez de los bancos de tiempo? Un banco de tiempo, esencialmente, es un espacio donde intercambiar conocimientos, servicios y habilidades por tu tiempo. De esta forma todo el mundo gana y la sociedad se vuelve más participativa y humanitaria. De ahí que, si todavía no conocías esta actividad, te recomendamos encarecidamente que la pruebes.

 

Este artículo pone al día una entrada previa de este blog, actualizándola y mejorándola. El artículo original fue publicado el 6 de noviembre de 2019 a las 11:18 horas.

 

También te puede interesar leer:

Cuidado de personas mayores
Personas mayores
Smartphone para personas mayores

2 comentarios

Dejar una Respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.