Ad Clicks : Ad Views : Ad Clicks : Ad Views : Ad Clicks : Ad Views :

7 maneras para aliviar el dolor y la fatiga de la fibromialgia

/
/
/
880 Views

Si tienes fibromialgia, sabes que la vida es 10 veces más difícil. El trastorno del dolor crónico afecta cada parte de tu día. Estás cansado, dolorido y no puedes pensar con claridad. Entonces, ¿cómo puedes hacerle frente? Aliviar el dolor y la fatiga en la fibromialgia es posible, y vamos a intentar darte unos consejos para que puedas llevar mejor los síntomas.

Lo malo es que cada síntoma, desde la niebla cerebral hasta el dolor, la fatiga y la depresión, no sólo te daña a ti, sino que también afecta a tus relaciones, vida laboral y tu salud física, emocional y mental.

¿Tiene la fibromialgia una cura definitiva?

Por ahora la fibromialgia no tiene una cura definitiva y que sirva para todas las personas, aunque hay esperanzas. Esto significa que tienes que aprender a vivir con el dolor de la fibromialgia y tomar medidas para aliviar sus síntomas. Por eso, el tratamiento efectivo de la fibromialgia requiere una combinación de medicamentos y habilidades para el estilo de vida.

 

Consejos para aliviar el dolor y la fatiga de la fibromialgia

1. Comienza a hacer ejercicio

El ejercicio está recomendado para la mayoría de las personas, pero puede ayudar especialmente a quienes padecen fibromialgia, que a menudo sienten rigidez (especialmente después de despertarse por la mañana) y síndrome de piernas inquietas. Hacer ejercicio con regularidad puede mejorar el estado de ánimo y  el sueño, aliviar el dolor, reducir la fatiga o mejorar la circulación y fortalecer el corazón.

Te mostramos cuáles son las actividades recomendadas para los pacientes con fibromialgia:

  • Estiramientos
  • Caminar
  • Yoga
  • Ciclismo
  • Natación
  • Aeróbic acuático
  • Entrenamiento de fuerza.

Toma pasos pequeños para volverte más activo a medida que tus síntomas comiencen a mejorar.

Al hacer ejercicio, los pacientes con fibromialgia debemos tener precaución ya que a veces el ejercicio puede ser contraproducente. Por eso es tan importante conocer tu límite y consultar a tu médico antes de comenzar o cambiar un programa de ejercicios.

 

2. Probar varias terapias

Los pacientes con fibromialgia sufren el dolor más intensamente que otras personas. Pueden sentirlo por todo el cuerpo o en múltiples puntos sensibles. La terapia con agua, los ejercicios aeróbicos ligeros, la aplicación de calor o frío, la acupuntura y la manipulación osteopática o quiropráctica ayudan a los pacientes con fibromialgia.

Al emplear diferentes terapias puede hacer aumentar la movilidad, mejorar la función física y aliviar el dolor. Los expertos creen que la fisioterapia puede ayudar a las personas a recuperar su tono muscular y flexibilidad. El masaje puede ayudar a algunas personas, pero no siempre funciona para todos porque incluso una presión leve podría empeorar el dolor.

Un masaje de presión media puede hacer que una persona se sienta como si
hubiera sido golpeada por un camión al día siguiente.

Como el ejercicio, todas las terapias deben implementarse gradualmente.

 

3. Comer una dieta saludable

Llevar una dieta saludable es muy importante para cualquier persona, más si cabe para quien padece fibromialgia. Comer muchos vegetales, frutas, granos enteros, carnes magras y productos lácteos te dará energía, reducirá el peso y mejorará la salud general mientras luchas contra la fibromialgia. Hay algunos alimentos que sí que tendrías que eliminar, porque parece que son los que más molestan a las personas con fibromialgia. Son estos:

  • Aditivos alimentarios como MSG y nitratos (el conservante en perros calientes y tocino)
  • Azúcar

 

4. Duerme lo suficiente

El dolor, el estrés y la ansiedad pueden robarle la capacidad de dormir a una persona con fibromialgia. El problema radica en que eso es exactamente el principal síntoma de la fibromialgia: la fatiga. Muchos pacientes además tienen apnea del sueño, y por esta razón hay situaciones en las que es conveniente ir a un estudio del sueño para realizar un control.

En el caso de que decidas ir al médico, consulta a ver si está indicado algún medicamento para dormir para tu caso. Pero, por encima de todo, trata de implementar buenos hábitos de sueño. Aquí te dejamos algunas sugerencias:

  • Haz de tu habitación un lugar cómodo reduciendo los ruidos y las temperaturas extremas.
  • Usa ropa de cama y prendas ligeras y cómodas.
  • Comienza los rituales para ayudarte a relajar a la hora de acostarte, como tomar un baño relajante o leer un libro.
  • Acuéstate y levántate a la misma hora todos los días, incluidos los fines de semana y días festivos.
  • Si tomas una siesta, que no sea de más de una hora y tómala antes de las 15:00.
  • Evita la cafeína, el alcohol y el tabaco.
  • Mantente alejado de los alimentos grasos y picantes que pueden alterar o causar acidez estomacal.
  • Dedica un tiempo durante el día para eliminar todas tus preocupaciones.
  • Vete a la cama solo cuando tengas sueño y reserva la cama solo para dormir.

5. Presta atención a tu vida sexual

Las mujeres con fibromialgia comúnmente experimentan dolor con sus ciclos menstruales y durante el coito. El dolor o la rigidez articular muscular pueden interferir con su capacidad para disfrutar de la intimidad. Además de los desafíos físicos, los cambios negativos en la autopercepción, como sentirse poco atractivo, incómodo o simplemente no sentirse sexy, pueden llevar a una pérdida de deseo. Si a este hecho se le suma el estrés y la ansiedad, pueden acabar interfiriendo en nuestro día a día.

Si por algún motivo has adquirido el hábito de evitar el sexo por estas u otras razones, es bueno que sepas que puedes buscar ayuda en el médico. Tu salud sexual es tan importante como tu salud física, mental y emocional. Un médico no solo te ayudará a solucionar el problema, sino que también te recomendará formas de aumentar tu libido, autoestima y te ayudará a controlar el dolor o la incomodidad.

 

6. Reducir el estrés

La fibromialgia puede afectar a la memoria y causar la denominada niebla fibro o fibroniebla, una incapacidad para pensar con claridad. Esto puede ser particularmente frustrante cuando se intenta realizar tareas simples. El estrés puede ser una causa de la fibromialgia, ya que un estrés constante puede drenar el sistema endocrino y alterar los niveles hormonales.

Para vencer los síntomas de la fibroniebla te queremos dar unos consejos, de modo que puedas manejar tu carga de estés:

  • Continúa tus actividades diarias. Los pacientes de fibromialgia a veces, y sin saberlo, exacerban el dolor y la fatiga al exagerar cuando se sienten bien.
  • Prueba técnicas de relajación. Los métodos que ayudan a reducir el estrés y el dolor incluyen ejercicios de respiración y relajación, meditación, aromaterapia y biorretroalimentación. Este último usa una máquina para ayudar a los pacientes a leer las señales de su cuerpo para reducir la ansiedad y el dolor.
  • Establece límites. Es posible que debas hablar en el trabajo con tu supervisor para modificar tu horario, reducir tu carga de trabajo o simplemente identificar y comunicar las necesidades que tienes. Es bueno también que tus compañeros de trabajo estén al corriente.
  • Consulta a un terapeuta cognitivo conductual. Esta forma de psicoterapia examina cómo nuestro pensamiento influye en cómo nos sentimos y qué lo que hacemos. Los enfermos de fibromialgia pueden tener muchos trastornos emocionales, y la terapia puede ayudar a controlarla.

 

7. Probar hierbas y suplementos

El magnesio y la acetil-L-carnitina pueden ayudar a aliviar los síntomas de la fibromialgia. El magnesio reduce el dolor nervioso y  muscular, por lo que cuando este mineral se agota, el cuerpo experimenta más dolor. Por otra parte, el cuerpo usa acetil-L-carnitina para producir otra hormona, la acetilcolina, que se usa en el cerebro para mejorar el estado de ánimo, la memoria y las dificultades de concentración, que a menudo coinciden con la fibromialgia.

Si te decides a usar estos complementos, hierbas u otras terapias que estés considerando, te recomendamos que lo consultes con tu médico, ya que te podrá guiar y determinar qué es lo mejor para tu caso.

Sabemos que la fibromialgia es una enfermedad silenciosa, que no se ve y que tanto cuesta entenderla a quien no la padece. Por eso nos gustaría leer tu opinión y experiencia sobre ella, para que entre todos podamos apoyar a este sector de la población con aliento y consejos. Y tú, sufres o conoces a algún familiar o amigo cercano con fibromialgia?

  • Facebook
  • Twitter
  • Google+
  • Linkedin
  • Pinterest

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *