Consejos para la vuelta al colegio

1024 681 Noticias sobre el cuidado | Familliados

Muchos padres y madres tenéis la incertidumbre de cómo va a ser la vuelta al colegio de vuestros hijos debido al coronavirus. De ahí que vamos a intentar ayudaros ofreciéndoos consejos para la vuelta al colegio de la forma más segura posible.

Las tensiones del comienzo de un nuevo año académico en la vuelta al cole pueden ser tan abrumadoras para los padres como para los niños. Más aún con la situación actual que provoca cierto miedo, recelo y rompecabezas para la conciliación laboral y familiar.

No te pierdas

La vuelta al cole tras el coronavirus

La vuelta al cole puede hacer que nuestros hijos puedan presentar cansancio, apatía, tristeza, ansiedad, irritabilidad y falta de atención. Suele durarles más o menos una semana pero tranquilos, suele ser transitorio. Y no hay por qué preocuparse más de lo debido. Dado el COVID-19, quizá este lapso de tiempo pueda ser más largo o con más altibajos, pero no dejará de ser un proceso normal que nosotros mismos, los adultos, estamos viviendo.

Las comunidades autónomas todavía están evaluando cómo volver al nuevo curso escolar, como por ejemplo creando distintos grupos burbuja entre los niños. Las medidas de protección, aunque muy similares, varían de unos centros a otros. Y, en este sentido, la mejor opción es preguntar al propio centro escolar cuáles van a ser las medidas concretas de protección y de sanidad que van a aplicar. A este respecto, se está hablando que el regreso a las aulas puede traer nuevas rutinas, que puede implicar la toma de temperatura, el distanciamiento entre alumnos, número de alumnos por aula reducidos, disminución del uso de papel, empleo de dispensadores de gel, ventilación de las aulas… No obstante, no queda muy claro cómo cambiará el sistema educativo ante esta situación, y por tanto hay que estar preparados para los cambios a lo largo del curso.

Estos son los aspectos que más pueden notar los niños en su vuelta al cole tras el coronavirus:

  • Miedo por el contacto con otros niños.
  • Ansiedad generada por las medidas que tomen en el colegio ante el COVID-19.
  • Rabia o rebeldía respecto al uso de mascarillas.
  • Sensación de inseguridad por estar expuestos a un riesgo permanente pero invisible.

 

Te dejamos a continuación un enlace con información sobre el coronavirus para padres. Estamos seguros de que puede ayudarte en este difícil proceso.

 

Recomendaciones de los pediatras para la vuelta al cole durante el coronavirus

Pese a que no podamos controlar lo que hagan otras personas, sí que podemos decidir nuestras acciones. ¿Qué es lo que necesitan saber tus hijos para ir lo más seguros a clase? Para responder a esta pregunta, nos hacemos eco de esta noticia de El Español en la que consultan con pediatras y elaboran un decálogo para la vuelta al colegio de forma segura. Te resumimos los puntos más interesantes a continuación:

 

  • Quedarse en casa si tus hijos tienen síntomas

Es verdad que los síntomas del coronavirus son muy similares a los de un catarro, pero ante cualquier síntoma es mejor que los niños se queden en casa. De lo contrario se puede originar un foco, que se puede extender rápidamente debido al contagio de otros niños y estos, a su vez, a sus padres.

 

  • Aprender a usar mascarillas y a sustituirlas

Las mascarillas son un sistema de protección. Por tanto, hay que saber colocarlas y hacer hincapié a tus hijos de su importancia. Para frenar el COVID-19, hay comunidades como Cantabria que recomiendan usar mascarillas también en los niños de 3 a 6 años. Es difícil aventurar qué repercusiones tendrá y si habrá un consenso al comienzo del curso escolar. Pero lo que es seguro es que, en el caso de usar una mascarilla, los niños deben aprender a usarla y, al mismo tiempo, sustituirla periódicamente. Recuerda que las mascarillas caducan y no tienen un uso infinito.

 

  • La importancia del lavado de manos y toser en el codo

Antes de la llegada del virus, para los padres tenía que ser una prioridad el lavado de manos en los niños. Y con el COVID-19, más si cabe, ya que es una de las maneras más eficaces para evitar que el virus entre en contacto con la boca, ojos o nariz. En esta línea, toser en el codo debe ser otra acción que deben aprender los más pequeños.

 

  • La comida, los juguetes y el material ya no se debe compartir

El virus puede pasar a las manos al estornudar y, de las manos, puede pasar a nariz, boca, ojos o cualquier objeto que toquen los niños. En esta tesitura, como madre o madre debes inculcar a tus hijos la importancia de la higiene. Por tanto, debes enseñar a tus hijos a no beber de un mismo vaso, comer de un mismo bocadillo o compartir lápices o bolígrafos. «Evitar compartir es evitar riesgos» comenta la pedagoga Irene Maté.

 

  • Diferenciar la ropa para el colegio y para fuera de él

La prevención es siempre mucho más efectiva que un tratamiento. Tener a disposición ropa y calzado exclusivo para usar en el colegio te ayudará a evitar el contagio de tus hijos. Sobre todo si tus hijos son de corta edad, ya que de pequeños aprenden a través del tacto principalmente.

 

  • Recuerda ir al pediatra para las vacunas

Desde que ha llegado el coronavirus a nuestras vidas, queda la sensación como si no hubiera más riesgos para los niños. Esto no es así, y por esta razón no debes dejar de lado las vacunas a enfermedades como la varicela, la meningitis o la tos ferina. Consulta con el pediatra y cumple con el calendario de vacunas estipulado, ya que es muy importante que tus hijos estén protegidos.

 

Consejos para la vuelta al cole que te pueden servir

En esta etapa de la infancia tan delicada, además del COVID-19 el mayor rechazo de los niños radica en volver a madrugar. No es tanto por la pereza que puedan experimentar, sino más bien por el cambio de rutina. Por este motivo, los ritmos de vigilia y sueño se alteran, por lo que se debe dar un tiempo hasta que el cuerpo se ajuste. Por todo ello, la mejor manera de combatir este desajuste es anticiparnos. De este modo, una semana o 10 días antes de empezar el colegio, puedes ir adaptando el nuevo horario a tus hijos. Es probable que no les guste, pero lo agradecerán cuando llegue el primer día de cole y no les cueste tanto.

 

Desde Familiados hemos recopilado 24 consejos de expertos en el tema para ayudar a nuestros hijos en ese proceso de adaptación a la vuelta al colegio:

 

Habla sobre el último año escolar

Al comienzo del curso escolar, es bueno hacer un repaso mental a lo que tus hijos aprendieron el año anterior. Recordar conceptos, que te hablen de lo que les gusta y lo que no les gusta del colegio… De esta manera, sabrás mejor cómo motivarles y darles el enfoque que necesitan para que comiencen un nuevo año escolar.

 

Habla en positivo

Los niños no pueden ver el colegio como algo malo. Para ello, nuestra recomendación es que les hables de todas las cosas positivas que tiene el cole. Esto es, de volver a pasar tiempo con sus amigos, de conocer nuevos, de las excursiones tan divertidas que hacen… Hablar del colegio con una sonrisa ayuda mucho, y es algo que tus hijos lo acabarán agradeciendo.

 

Ofrece confianza y apoyo

Es normal que la vuelta al colegio traiga miedos e incertidumbre. De golpe y porrazo, los niños se enfrentan a horarios, aprendizaje, reglas y un entorno con caras nuevas. Por ello, debemos prepararles ofreciéndoles un extra de confianza y apoyo. No hay que confundir con sobreprotegerlos, ya que es una situación a la que se deben enfrentar solos. Para ellos es un nuevo reto y, por este motivo, debemos escuchar sus miedos y responder a sus preguntas.

 

No transmitas tu ansiedad

Ligado al tema anterior y dado que te preocupas por tus hijos, no debes transmitirle tu propia ansiedad e inseguridad. Por esta razón, deberás evitar hablar de la pereza que te da ir a trabajar o ser negativo. Ellos deben ser optimistas, no al contrario.

 

Adapta sus rutinas de nuevo al horario escolar

Tal y como hemos mencionado anteriormente, es muy importante adaptar las rutinas de tus hijos al horario escolar. Para ello, nada mejor que empezar 1 o 2 semanas antes para habituarlos. Tendrás que fijar una hora más temprana tanto para irse a dormir como para levantarse. De este modo, el primer día de cole no se pondrán de uñas cuando tengan que levantarse.

Reglas para el uso de televisión, Internet y el móvil

Los niños, en verano, deben de desconectar y ser lo que son: niños. De ahí que en verano se pueda tener más manga ancha con el uso de la televisión, Internet y el móvil. Al volver al colegio, sin embargo, se deben fijar unas reglas de uso para que no les afecte en sus estudios. Una buena forma de hacerlo es en una reunión familiar. En ella, haciendo partícipes a nuestros hijos, debe de haber un diálogo para crear esas reglas. Es importante que las apuntéis en un tablón, de modo que si se incumple puedes mostrarles el acuerdo que llegasteis a comienzo del curso. Esto hará que recapaciten y sean consecuentes con sus actos.

 

Preparad juntos el material escolar

Una manera de incentivar y motivar a nuestros hijos, es preparando juntos el material escolar. De esta forma, podéis elegir la mochila, los lápices, bolígrafos, pinturas, libros… E incluso después podéis forrarlos juntos para que no se estropeen.

 

Desayunar con tiempo

El desayuno es una de las comidas más importantes del día. Prepara al niño y mejora su rendimiento físico y mental, por lo que es bueno crear unos buenos hábitos. Un desayuno sano y con tiempo hará que tus hijos tengan más energía y no decaiga en toda la mañana.

 

Almuerzo nutritivo

Un buen desayuno prepara al niño para el esfuerzo del colegio. No obstante, a media mañana es conveniente que almuercen alimentos nutritivos que les recargue las pilas. Revisa primero los alimentos que les gustan y haz almuerzos variados mezclándolos de forma saludable. Evita, en todo lo posible, los alimentos procesados. No tienen ningún valor nutritivo, crea adicción y además es malo para sus dientes.

 

Meriendas saludables

En cuanto a las comidas, otro de los aspectos a tener en cuenta son las meriendas. Deben ser saludables e incluir al menos una pieza de fruta o frutos secos variados. De este modo, recuperarán toda la energía perdida durante las clases y actividades de la tarde.

 

Repasar las tareas y deberes

No debes hacer las tareas por tus hijos, pero sí que es conveniente y enriquecedor que les ayudes a hacerlas. Refuerza su autoestima tanto cuando lo hagan mal como cuando lo hagan bien. De este modo sabrás cuáles son sus puntos fuertes, los menos fuertes, y sabrás cómo animarles a seguir.

 

Actividades físicas por la tarde

Los niños, para estar sanos, deben ser niños activos. En vez de que estén en casa sin moverse, es conveniente que hagan algún tipo de ejercicio. La mejor manera de hacerlo es apuntarlos a clases de su deporte favorito. Ejemplos hay muchos, como gimnasia, tenis, baloncesto, natación, ciclismo, fútbol…

Debido al coronavirus puede resultar más complicado hacer ejercicio de manera presencial, pero se están tomando todas las medidas necesarias para que tus hijos puedan seguir disfrutando del deporte. El ejercicio, además, los mantendrá menos inquietos, les liberará del estrés diario y aprenderán valores muy importantes.

 

Deja que elijan su desayuno la noche anterior

Hemos hablado con anterioridad que es bueno desayunar con tiempo. Una manera de ganar ese extra de tiempo, es eligiendo el desayuno el día anterior, lo que hará que dé tiempo a prepararlo y comerlo sin necesidad de levantarse mucho antes.

 

Descarga una copia del mapa del colegio

Una forma de jugar aprendiendo, sobre todo si se cambia de colegio, es descargando el mapa. De esta forma, podéis marcar la ubicación de las clases, los baños, el comedor e incluso dejar volar la imaginación con lugares secretos. Al mismo tiempo, sería interesante visitar el centro antes de ir por primera vez.

 

Limpiar el armario

Saber limpiar el armario de cosas innecesarias es una lección que les vendrá bien a tus hijos cuando sean mayores. Al comienzo del curso, podéis revisar juntos la ropa que les queda pequeña o la que está más deteriorada. De este modo, podréis donar, regalar o tirar la ropa y crear nuevo espacio en los armarios.

 

Enseñar el valor del dinero

El dinero, a ojos de los niños, es algo abstracto. No llegan a saber muy bien cuál es su valor, por lo que es aconsejable establecer un presupuesto. Este aprendizaje les hará conocer mejor el valor del dinero y cómo hacer para sacarle el máximo provecho y destinarlo a lo verdaderamente importante.

 

Conocer a los nuevos profesores y profesoras

Los profesores y profesoras son las personas que más influyen en la educación de nuestros hijos. Es, por este motivo, por lo que hay que conocerlos antes de comenzar el curso escolar. Intenta hacerlo antes de la reunión de padres y, si no puedes, pregunta a otras familias cuál ha sido su experiencia con ellos.

 

Crea un espacio para estudiar

A la hora de trabajar o estudiar, es esencial disponer de un espacio adecuado. Debe ser silencioso, tener buena temperatura, estar ordenado y con una mesa y silla cómodas. Este es el primer paso para que tus hijos estén cómodos y usen ese espacio sin distracciones.

 

Acompaña a tu hijo el primer día de colegio

No es lo mismo un hijo de 9 años que uno de 13 o 14. Como tampoco lo es si el colegio está debajo de casa o en las afueras. No obstante, acompañarles el primer día de colegio hará que se sientan reconfortados. La separación, eso sí, debe ser breve y con una sonrisa, la misma sonrisa con la que debemos ir a recogerlos. Interésate por todo lo que te cuenta y crearéis un vínculo muy fuerte.

 

Hobbies

De la misma forma que es bueno que hagan alguna actividad física, lo es también que mantengan algún hobby. El día a día de los niños no debe ser todo obligación, también hay que saber disfrutar, por lo que pregunta qué es lo que quieren hacer. Música, baile, lectura, paseos… ¡que ellos elijan!

 

Cuenta cosas graciosas

Haz memoria y recuerda todas las cosas graciosas que te han sucedido en el colegio. Si se las cuentas a tus hijos, seguro que consigues hacerles esbozar una sonrisa e irán con más optimismo al colegio.

 

Dales un objeto especial

Crear una conexión especial entre tus hijos y tú. Regálales un objeto que sea especial para ambos y que puedan llevar con ellos. De este modo, un llavero, un colgante o un bolígrafo puede hacerles ver que estás con ellos apoyándoles.

 

Crea un plan de tareas juntos

Las tareas de clase hay que hacerlas y encontrar una rutina para que no se haga pesado. Habla con tus hijos y permite que elijan cuándo hacerlas, pero siempre haciendo que sus responsabilidades aumenten y sepan cómo elegir. De esta forma sentirá que tiene cierto control sobre la situación.

 

Habla sobre lo que han hecho en el colegio

Además de sus gustos, también tienes que conocer las amistades de tus hijos. Y, al mismo tiempo, saber qué es lo que han hecho diariamente en el colegio. Esto hará que tengas otra perspectiva y sepas incluir esa información en vuestros temas de conversación. De igual manera, sabrás detectar más rápido si hay algún problema en el centro y solucionarlo de forma eficaz.

Tener los padres tranquilos implica tener niños felices. Y tú, como padre o madre, dinos qué consejos nos darías para añadir en la lista de consejos para la vuelta al colegio.

 

Este artículo pone al día una entrada previa de este blog, actualizándola y mejorándola. El artículo original fue publicado el 4 de septiembre de 2019.

También te puede interesar leer:

Cuidado de niños por horas
Ideas para padres con niños
Qué debo hacer si mi hijo sufre acoso escolar